Menú Buscar
Jóvenes haciendo botellón en una plaza de la ciudad de Barcelona / CG

Alcalde de noche: ¿una Ada Colau nocturna para Barcelona?

La patronal de discotecas propone un jefe municipal que acabe con los desmanes de madrugada

5 min

¿Una Ada Colau nocturna para frenar los desmanes del ocio nocturno en Barcelona? La patronal Fecasarm entrará una petición en el consistorio de la Ciudad Condal para crear la figura de alcalde de noche, un mediador que desactive los conflictos entre discotecas y vecinos.

El secretario general de la organización empresarial, Joaquim Boadas, ha defendido este particular edil. "Es un enlace entre los políticos y la ocio nocturno. Un alcalde duerme de noche. No sabe que durante este periodo hay mucha actividad económica y social", ha recordado.

"Un alcalde de noche como el de París, Londres o Ámsterdam --ha continuado Boadas-- media en conflictos con los vecinos y espolea el negocio y la creación de puestos de trabajo de madrugada. Personaliza el diálogo entre residentes y los operadores de ocio nocturno".

"Mejoramos las relaciones..."

En conversación con este diario, Mirik Milan, alcalde de noche de Ámsterdam, se ha presentado. "La figura nació en 2003 de forma voluntaria. Hace pocos años se profesionalizó. Ahora somos una plataforma de diálogo en la que se encuentran el ayuntamiento, los vecinos, clubes y discotecas y promotores de festivales", ha explicado.

alcalde noche amsterdam nocturno

Turistas toman fotos de los canales de Ámsterdam durante el King's Day / EFE

"Un alcalde nocturno requiere compromiso de los operadores de ocio nocturno, pero también de los vecinos. La ciudad tiene que reconocer los beneficios que aportan los clubes que abren hasta la madrugada en el terreno económico, social y cultural", ha agregado.

Esta fórmula permite resolver conflictos y pacificar la ciudad. "Los clubes se acaban haciendo responsables de lo que ocurre en su entorno: incivismo, botellón o el ruido. Los que no lo hacen quedan orillados", ha recordado.

"...y subimos el nivel"

Milan ha desgranado los beneficios económicos de su figura en la capital holandesa. "En Ámsterdam ha servido para elevar el nivel del ocio. Los mejores clubes, los más responsables con el ruido, flujo de gente y su comportamiento, han ganado licencias para abrir las 24 horas del día en las afueras de la ciudad", ha revelado.

"Algunas discotecas incorporan restaurantes o galerías de arte junto a la pista de baile. Las más comprometidas con la convivencia vecinal reciben dádivas municipales en forma de menos restricciones. Ello les permite elevar el nivel".

Antes, sin embargo, Milan emplaza a cambiar de forma de pensar. "El alcalde de noche no es exportable. Primero, clubes y vecinos deben sentarse en la misma mesa. Después, la figura de mediador surge por sí misma. Sus atribuciones, también", ha recalcado.

Así, por ejemplo, en Ámsterdam el primer edil nocturno conciencia contra el acoso sexual a mujeres en las discotecas. En Cali (Colombia), hace proselitismo contra las bandas juveniles. "Somos un enlace entre la juventud fiestera y los políticos", ha valorado.

Sí, con condiciones

Presentado con la propuesta, uno de los representantes vecinales más castigados por el incivismo nocturno, el presidente de la AV Vila Olímpica, ha mostrado dudas. "La mediación siempre nos parece bien. Aunque no conozco los detalles, mediar en conflictos siempre es bueno, nuestra asociación lo hace frecuentemente", ha argumentado Jordi Giró.

alcalde noche nocturno barcelona

Tabla de mezclas de Zich Barcelona, una discoteca del Puerto Olímpico / CG

El activista, no obstante, apunta a necesidades más perentorias. "Antes de mediar se debe desconcentrar el ocio nocturno. Las zonas de discotecas son problemáticas. Está comprobado. Hay que desconcentrar las zonas de ocio. De lo contrario, hay un flujo de gente insoportable", ha lamentado.

Según él, en la Vila Olímpica, situada junto a la zona de fiesta del Puerto Olímpico, este problema se sufre con toda su crudeza. "Tenemos a gente de una de la madrugada a ocho, ininterrumpidamente, subiendo por la calle. Gritos, orín, peleas y vómitos. Los pools de discotecas son incompatibles con la vida vecinal", ha apostillado.