Menú Buscar
Imágenes de las dos peleas en Vallirana y el descubrimiento de una plantación de marihuana / CG

[VÍDEOS] Peleas con armas y detenciones de narcos alarman a un pueblo de Barcelona

Incidentes con cuchillos y una pistola y la detención de dos traficantes asustan a Vallirana, en la conurbación de Barcelona

4 min

Alarma vecinal. Dos peleas con armas blancas y de fuego y la detención de dos narcos han puesto en alerta a un municipio cercano a Barcelona. Los vecinos de Vallirana expresan su inquietud a este medio por un foco de inseguridad ciudadana. Los hechos habrían escalado en las últimas dos semanas, cuando se han empezado a utilizar hojas cortantes y pistolas.

 

 

Plantación de marihuana en Vallirana

Fuentes policiales han explicado a este medio que el primer incidente ocurrió dos semanas atrás, cuando la policía intervino 4.000 plantas de marihuana en un chalé de la calle País Basc de Vallirana. El alijo, cultivado en un sótano, provocó la detención de dos personas y el desmantelamiento de la operativa ilegal, que constaba de ventiladores y focos para alimentar el crecimiento de las plantas.

Peleas

A ese suceso, que no trascendió a la prensa, le siguieron otros dos episodios en una misma dirección: el número 9 de la calle Major. Se produjo un enfrentamiento entre vecinos en el que uno de ellos utilizó un cuchillo el pasado 5 de julio. Otros emplearon cinturones para golpearse. Hubo heridos con cortes y un detenido por lesiones, ha confirmado Mossos d'Esquadra.

 

 

Pelea en Vallirana

El colofón a la cadena de sucesos en Vallirana lo puso otra reyerta acaecida el domingo de madrugada, cuando un individuo amenazó con un arma de fuego a otro en la misma dirección. No constan heridos. El ayuntamiento se ha remitido a los Mossos d'Esquadra quienes, a su vez, han precisado que no consta denuncia de este último enfrentamiento con la presunta pistola.

 

 

Pelea en Vallirana con una pistola de por medio

Vecinos: "Esto va a peor"

En conversación con este medio, vecinos del lugar han explicado que "llevan 13 años viviendo en el municipio y que esto va a peor". Otros residentes han tirado de hemeroteca. "Hace años, una banda tenía atemorizado al pueblo. Eso ya acabó, pero ahora muchos vendedores de droga continúan viviendo allí. Es un paraíso para ellos", han lamentado.

Esa sensación de inseguridad se ha incrementado porque al menos dos de los incidentes fueron grabados con teléfonos móviles y han circulado por las redes sociales. Algunos internautas los han relacionado en el tiempo entre sí, erróneamente, ya que han tenido lugar en el espacio de de varias semanas. En conversación con este medio, los Mossos d'Esquadra han desvinculado los incidentes entre sí.