Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de los trabajos para desarticular un banda que controlaba un barrio de Barcelona / CME

Desarticulado un grupo de narcos que controlaba un barrio de Barcelona

La banda restringía la entrada a la zona de El Polvorí y vigilaba la presencia policial

3 min

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado una banda criminal dedicada al narcotráfico que se había hecho con parte del control de un barrio de Barcelona. La policía catalana, en coordinación con la Guardia Urbana de Barcelona, ha tumbado al grupo, que tenía atenazada la zona de El Polvorí, arrestando a 18 personas e incautando 293 plantas de marihuana.

En una nota de prensa, Mossos y Urbana han informado de que la banda operaba "de forma coordinada" en el interior de domicilios de la zona, que se encuentra al pie de Sants-Montjuïc. Los narcos ocupaban viviendas vacías, algunas de ellas propiedad de residentes que habían fallecido, y alteraban los pisos para convertirlos en plantaciones de cannabis de interior. 

Un incendio

Los arrestados intervenían presuntamente el fluido eléctrico de las viviendas y coordinaban la logística por medio de furgonetas y camiones que repartían sustrato de cultivo del estupefaciente, además de fertilizante, kits de testaje, compresores y máquinas de aire acondicionado.

La infraestructura compleja llegó a provocar un incendio en agosto, que terminó con la incautación de 293 plantas, con un valor de mercado de 107.000 euros. 

'Chivatos' contra la policía

Además del riesgo de fuego, la actividad del clan provocaba graves problemas de convivencia. Los dos cuerpos policiales citan una "conflictividad social relevante" de una banda que actuaba con "total impunidad". 

De hecho, los miembros del grupo amenazaban a quien colaborara con la policía y llegaron a establecer un control de movimientos en la zona, con vigilancia del movimiento de vecinos, policía, repartidores de paquetería u operarios de compañías eléctricas y de telefonía. 

Arrestados

Mossos y Urbana atajaron la actividad de los presuntos delincuentes ayer. Un fuerte dispositivo policial tomó el barrio de El Polvorí, donde se arrestaron a 18 personas y se llevaron a cabo registros y restablecimiento del fluido eléctrico convencional. 

Los detenidos tiene todos antecedentes por tráfico de estupefacientes con plantaciones de marihuana. Asimismo, algunos de ellos presentan previos por hurto, robos en el interior del vehículo, robo violento, amenazas y lesiones. Dos de ellos estuvieron acusados en un proceso por okupación de inmuebles.