Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una pareja Mossos d'Esquadra con mascarillas en una farmacia / TWITTER MOSSOS

Mossos denuncian la paralización de la detección del coronavirus a agentes recluidos

Sindicatos de la policía catalana critican la situación y reparten responsabilidades entre el Govern y el TSJC

5 min

Los Mossos d’Esquadra han paralizado la realización de test de detección del coronavirus SARS-CoV-2 a agentes recluidos en sus casas de manera preventiva. El sindicato Uspac asegura que en los últimos días nadie ha acudido a sus viviendas tal y como dicta la orden del Tribunal Superior de Justicia (TSJC), emitida en un primer momento el 2 de abril.

La Justicia emitió un nuevo requerimiento este martes para evitar que los policías se saltaran el aislamiento para hacerse las pruebas indicando que éstas deberían realizarse preferiblemente a domicilio. Asimimismo, recordaba la urgencia de entregar material de protección a los agentes. Una medida a la que la Consejería de Interior, dirigida por Miquel Buch, se opuso, según el sindicato.

Alternativas

Uspac, que inició el proceso por el que el TSJC ha adoptado las medidas cautelarísimas, insiste en que no harán las pruebas "desobedeciendo una orden judicial". Señala que, además de poderse desplazar a la mutua del colectivo, se pueden seguir las indicaciones del tribunal de dos formas: contratando más personal para hacer las pruebas a domicilio y acudiendo a laboratorios que facilita el envió de kits de detección rápida a domicilio.

Pese a las opciones, aseguran que el miércoles se avisó a los agentes en aislamiento preventivo de que se les harían pruebas en su casa, pero el jueves recibieron una llamada para decirles que no se harán. Por otro lado, el sindicato denuncia que hay 988 policías que se han reincorporado al servicio sin hacerse el test y advierten de de que harán "lo que haga falta judicialmente" para que sean testados.

Escasez de material

Desde Sap-Fepol se han mostrado más críticos con la medida del TSJC, aunque reconocen que desde el martes el cuerpo ha decidido no hacer más tests, por la escasez de material y el gran número de equipos de protección que supone hacer las pruebas a domicilio. Admiten que hay 1.684 efectivos de la policía autonómica en aislamiento pero que hacer pruebas a domicilio es más lento y requieren un sistema más ágil. "No nos podemos permitir tener mossos confinados en casa sin saber si están infectados, y el sistema de seguridad pública tampoco se lo puede permitir", condena la portavoz Inma Viudes.

Aun así, Sap-Fepol lamenta que se haya detenido la realización de pruebas que realiza la policía científica. Critican a Uspac por denunciar la situación a la Justicia y la decición del TSJC. Aseguran que los cálculos del cuerpo estimaban que, en una semana más, todos los agentes aislados se habrían hecho la prueba, aunque eso implicaba que los policías debían acudir al Complejo Central de Mossos en Sabadell (Barcelona) o en otras regiones policiales a hacerse el test. Aún así, asevera que también se hacían algunas pruebas a domicilio.