Menú Buscar
Imagen del dispositivo contra la venta ambulante en el paseo Juan de Borbón de Barcelona / CG

Senegaleses en España: "La inserción del top manta ha sido un fracaso"

El colectivo critica el operativo policial contra la venta ambulante en Barcelona, aunque admite también que las cooperativas tampoco han funcionado

31.07.2019 00:00 h.
6 min

Más policía no, pero solo cooperativas de inserción, tampoco. Este sería el resumen de la posición de algunas asociaciones de senegaleses en España ante el inicio del despliegue policial contra la venta ambulante en Barcelona. El operativo ha ahuyentado a los manteros de las zonas turísticas de la ciudad, como la Barceloneta o la plaza de Catalunya.

Mama Ndiage, de la Asociación Catalana de Residentes Senegaleses en Barcelona (ACRSB), ha indicado a este medio que la operación policial [que ha desplegado a cien agentes de los Mossos d'Esquadra, Guardia Urbana y Policía Portuaria] la esperaban. "Cada año, en verano, el tema de los manteros copa la agenda pública, por a o por b". Según el activista, que prefiere hablar a título individual, la intervención de los cuerpos "no es una sorpresa", aunque "se esperaban un cambio". ¿A qué se refiere? "Con el gobierno de Barcelona en Comú (BComú) aguardábamos a un giro en las políticas para los chicos que venden en la manta. No que se recurriera a la acción policial, pues ésta es solo un parche", ha defendido.

"Permiso de residencia y un trabajo"

Ndiage aboga por políticas públicas de calado en esta materia. Se inclina por una "solución que implique a las tres administraciones: Gobierno, Generalitat de Cataluña y Ayuntamiento de Barcelona". Bajo el punto de vista del activista, se precisa colaboración entre los tres gobiernos para desbloquear algunos aspectos como la situación irregular de los jóvenes. "No es tolerable que algunos de ellos lleven cinco o diez años aquí y no puedan tener papeles ni un contrato de trabajo", lamenta. Admite que soluciones como las cooperativas de manteros "tampoco son una solución", pues "quien sale de la calle, de la venta ambulante, no vuelve a ella". Hay pues iniciativas de inserción laboral en supermercados o almacenes logísticos que "sí son eficaces". Todo ello abordando primero la "ley de Extranjería".

También es partidario del trabajo integral para regularizar a los manteros Saiba Bayo. El presidente de la oenegé Fassuló, también politólogo y traductor para senegaleses ante la justicia española, habla también a título individual. Es incluso más duro con las cooperativas de manteros y el sindicato de personas que venden en la manta. "¿A cuánta gente han sacado de la calle? Y los sindicatos no representan a todo el colectivo, hay escisiones. No es un grupo homogéneo", alerta. En su opinión, BComú ha practicado la "demagogia" con los vendedores ambulantes, pues ha pasado de defenderlos en 2015 a callar ante la operación policial para ahuyentarlos que capitanea Albert Batlle, teniente de alcalde de Seguridad.

"Que escuchen a los que saben y hagan política"

El activista social confía en que el Ayuntamiento de Barcelona y el resto de administraciones "escuchen a los que saben, a los expertos en inmigración, y diseñen políticas a largo plazo". Entiende Bayo que la disuasión policial no es la solución, "pues significaría que empujas a las personas a no tener nada que perder, y ello es muy peligroso". Tampoco cree que el fenómeno de los manteros se deba abordar "desde las proclamas políticas". Según él, los vendedores en la manta "están presentes en las grandes ciudades de Europa, como París, Londres o Roma, pero también en África". Este hecho invita pues a "diseñar políticas integrales".

El escepticismo ante la integración de los manteros que han llevado a cabo por ahora Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat de Cataluña mediante algunos programas lo han verbalizado las entidades en el segundo día del despliegue "de saturación" de vendedores ambulantes en la Barceloneta y zonas aledañas. Guardia Urbana, Mossos d'Esquadra y Policía Portuaria se han apostado a lo largo del paseo Juan de Borbón y otras zonas del litoral barcelonés para abortar el comercio de productos falsos. El martes, tres manteros del Moll d'Espanya fueron detenidos tras saltar a la Ronda Litoral en una persecución policial.