Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una calle vacía por la noche, franja horaria en la que se está previsto imponer el toque de queda / EP

El Gobierno fija un toque de queda obligatorio hasta el 9 de noviembre

Las elecciones catalanas no se verán afectadas "de ninguna manera" por el estado de alarma en caso de que se prorrogue hasta febrero

3 min

Las comunidades autónomas podrán levantar el toque de queda a partir del 9 de noviembre si perciben una mejoría de la situación epidemiológica. Hasta entonces, el Gobierno obligará a las autonomías a aplicar un aislamiento nocturno entre las once de la noche y las seis de la mañana, si bien permitirá modular ligeramente este horario.

El real decreto que regula el estado de alarma deja a criterio de las autonomías el mantenimiento del toque de queda más allá de estos primeros 15 días. El único territorio en el cual no se aplicará el toque de queda durante este periodo inicial serán las islas Canarias. El Ejecutivo central justifica esta diferencia de trato por los bajos datos de contagios en el archipiélago.

Horario en Cataluña

En Cataluña, el Govern ha decidido adelantar a las diez de la noche el toque de queda. Por tanto, desde esa hora hasta las seis de la mañana no se permitirán los trayectos por la calle a menos que se cuente con una justificación. De lo contrario, la Generalitat ha afirmado que será dura en la imposición de multas a los infractores.

Además, los comercios espacios de ocio, como gimnasios o cines, deberán cerrar a las nueve para permitir a los ciudadanos y al personal de estos establecimientos regresar a sus casas.

Las elecciones catalanas, a salvo

Por otro lado, el decreto establece que el nuevo estado de alarma no afectará "de ninguna manera" a los procesos electorales que puedan celebrarse durante su vigencia.

Esto significa que las elecciones catalanas, previstas para el próximo 14 de febrero, quedarían a salvo de las restricciones a la movilidad. El Govern ya ha avanzado que está trabajando en un operativo para blindar la celebración de los comicios. La voluntad de la Generalitat “es garantizar el derecho de toda la ciudadanía a ejercer el voto y que se haga de una manera segura para todos”, afirmó el consejero de Acción Exterior Bernat Solé hace unos días.