Menú Buscar
Un niño en patinete y con mascarilla en Lleida, ciudad perimetrada por un rebrote del Covid / EFE

[AUDIO] Así es la chapuza de Ferrovial con el rastreo del Covid en Cataluña

La empresa 'sigue' el coronavirus con teleoperadores sin formación ni datos, descoordinados con los sanitarios y que actúan tarde: el sistema cuesta 18 millones de euros

9 min

¿Para qué sirve el rastreo de casos de coronavirus de Ferrovial en Cataluña? El programa de seguimiento de contactos de positivos encargado por el Servicio Catalán de Salud (CatSalut) a Ferroser, filial del grupo que dirige Ignacio Madridejos, languidece. Lo operan cerca de 110 teleoperadores sin formación sanitaria, que carecen de acceso a los datos de los positivos y a sus historiales médicos, a quien los ambulatorios no informan --ni viceversa-- y que actúan tarde, cuando el caso ya se ha curado o, en el peor de los casos, ha empeorado o ha servido para contagiar a otras personas.

Este medio lo ha podido comprobar mediante llamada telefónica a este redactor, que estuvo en contacto con un caso confirmado de Covid-19. El programa de rastreo de contactos actuó tarde (cuando ya habían pasado los 15 días de cuarentena), sin información (sin acceso a los datos del Centro de Atención Primaria ni al historial médico) y sin margen de maniobra (solo para informar y, si era necesario, cursar la baja). Los 7 minutos 27 segundos adjuntos arriba prueban cómo funciona el sistema, que cuesta cerca de 18 millones de euros públicos.

"Haga caso a su médico"

El personal de Ferroser, filial de Ferrovial, tiene el encargo de ponerse en contacto y verificar el estado de salud de las personas que han estado en contacto con un contagiado con el patógeno. No obstante, sus 108 teleoperadores no tienen acceso a la identidad de la persona infectada. Solo se les proporciona una lista de contactos notificados por el o la contagiada. El sistema de rastreo no sabe si los pacientes a los que sigue han estado en el sistema de salud, han notificado su caso o si se han hecho un test PCR o serológico.

¿Para qué sirve pues el seguimiento de casos? Para informar a la persona de que debe permanecer 14 días en cuarentena, aunque ya la haya hecho o sea tarde y ésta ya haya diseminado el virus, y para, si es preciso, tramitarle la baja laboral. También para ofrecer un lugar para pasar el confinamiento voluntario, si en el domicilio familiar viven diversas personas. Asimismo, se recuerdan pautas básicas de higiene como el lavado de manos o el uso de mascarillas. Este es el sistema que cuesta casi 18 millones de euros al contribuyente catalán.

Sindicatos: "No hacen nada: se lo damos todo masticado"

Fuentes sindicales de atención primaria han aportado más luz sobre el polémico sistema de rastreo de casos de Covid-19 de Ferrovial en Cataluña. "No hacen nada. Somos nosotros, los sanitarios, los que recibimos a los pacientes, o les llamanos y les pedimos sus contactos y los introducimos en el sistema. Ellos reciben solo una lista con los datos capados, pues al no ser personal sanitario no pueden acceder al historial clínico", han explicado. "Los médicos ordenan hacer los test a los contactos de un positivo, y los enfermeros los hacen y devuelven los resultados al facultativo. Éste los comunica al ciudadano", enumeran. De hecho, aporta un vídeo del Instituto Catalán de la Salud (ICS) que explica cómo procesar un Covid-19 en sospecha o confirmado. 

¿Qué hace el sistema de Ferrovial? "Nada. Dar información mediante un aplicativo. Leer lo que le sale en pantalla como un robot. Sin tener en cuenta la situación del paciente o si el episodio se ha solucionado, si ha empeorado hasta convertirse en brote comunitario --Ferrovial notifica el contacto cuando le llega, con un decalaje con respecto al ambulatorio u hospital-- o si la clínica se complica, ya que en este caso nos devuelven el caso a nosotros, los profesionales", ilustran. "En lugar de fichar a 108 teleoperadores por 18 millones de euros, lo que deberían haber hecho es reforzar los equipos con médicos y enfermeros para, ellos sí, hacer los seguimientos, la cronicidad y los domicilios. Pero no. Han optado por este sistema en lugar de contratar a más profesionales. Es indignante", apostillan.

Afectado: "Tienes que llamar igualmente al CAP"

M.G. está pendiente del resultado de las pruebas encargadas por un facultativo para cerciorarse de si se ha contagiado con SARS-CoV-2. Su pareja sí es positiva. ¿Qué experiencia ha tenido con el seguimiento de contactos de casos --él es uno de ellos-- que hace Ferroser-Ferrovial? "Me llamaron para comunicarme que estuve en contacto con un positivo y que debería aislarme los próximos 14 días. Fue una llamada mecánica, poco clara, con un texto preparado y sin capacidad de resolver dudas. Te preguntan si tienes síntomas o si tienes dificultad para abastecerse sin salir de casa. Si la respuesta es positiva en alguno de los dos casos, te dicen lo mismo: Contacte usted con el CAP", aclara.

ferrovial covid cataluna
Imagen de una sala del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) con teleoperadores de atención al usuario / CG

M., vecino de Barcelona, opta por una crítica constructiva al programa operado por la cotizada, y que entes como el Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) o Marea Blanca han pedido liquidar. "Desempeñan una función necesaria: avisar a los contactos de los casos positivos. Entiendo que alguien debe hacerlo. Pero no sé si es la mejor opción, pues carecen de personal sanitario --ni directamente en la comunicación ni en el equipo que llama-- y la información que dan es muy pobre", razona. [Su labor] te conduce a, igualmente, contactar con tu ambulatorio. Lo ideal sería integrar este servicio de forma mucho más estrecha con los CAP, con el fin de poder resolver dudas específicas y unir criterio y atención", concluye.

El contrato sigue en vigor

El pasado 8 de junio, el Govern anunció que trabajaba para "revertir" la contrata de seguimiento de casos de coronavirus con Ferrovial en Cataluña, que avanzó El Confidencial. El 18 de junio, el Parlament instó al Ejecutivo autonómico de Quim Torra (Junts per Catalunya) a hacer lo propio con los votos de los independentistas de ERC; y también de PSC-Units, Catalunya en Comú-Podem y la CUP. PP y Ciudadanos se abstuvieron. Tras ello, se abrió el debate sobre la posible sanción que tendría que pagar el Departamento catalán de Salud si rescindía esa adjudicación: un millón de euros, según calculó ElDiario.es.

Sea por cuestiones financieras o de otra índole, Ferroser-Ferrovial retiene el sistema de rastreo de contactos de casos en la región. Una operativa que, en realidad, es de duplicidad con la atención primaria. No aporta prima alguna a lo que hacen los sanitarios de los CAP y CUAP. "Están aquí en la Sala Vital del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), un espacio de nuevo cuño para luchar contra el Covid. Se han quitado a los viejos por la antigüedad y han contratado a nuevo personal. No sabemos nada de ellos. Creemos que los han apartado para evitar la sindicación", señalan fuentes sindicales del SEM.

Qué hacen estos trabajadores, cómo y con qué coordinación con los sanitarios no ha podido ser cotejado por este medio, pues ni el SEM ni el CatSalut han contestado a los requerimientos informativos. Ferrovial, por su parte, se ha remitido a la Administración.