Menú Buscar
Imagen de sanitarios haciendo pruebas a personas mayores en una residencia de Barcelona / CG

Primera denuncia a Fiscalía por vetar a una anciana en UCI de Cataluña

Una familia de Viladecans se querella penalmente contra la patronal CSSC por la muerte de su madre, a quien no dieron antibiótico contra el Covid-19 ni trasladaron al hospital

6 min

Una familia de Viladecans (Barcelona) ha abierto el fuego e interpuesto la primera denuncia en Fiscalía por descarte o triaje de mayores en los hospitales de Cataluña. Los allegados de D.R. se han querellado penalmente contra la patronal Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSSC) porque a la anciana no le administraron antibiótico contra el coronavirus ni la derivaron al centro sanitario pese a su clínica de neumonía bilateral. Murió con síntomas de Covid-19 en la residencia del municipio el 4 de abril.

Los denunciantes detectan "mala praxis" del CSSC en el Centro Sociosanitario Frederica Montseny de Viladecans, donde falleció la residente. Sostienen que se vulneró el derecho a la información de la familia y que ello derivó en una vulneración del deber de custodia de la usuaria, a quien "condenaron a muerte" pese a que estaba sufriendo. Por el momento, la denuncia de los próximos a D. ha recalado en el ministerio público, sí, pero también en el juzgado de Instrucción número 2 de Gavà (Barcelona) en funciones de guardia. La anciana es una de las más de 30 fallecidas en el geriátrico de Viladecans.

 

Centro Sociosanitario Frederica Montseny  / YOUTUBE

Familia: "Hay culpables y los encontraremos"

D. era residente del sociosanitario Frederica Montseny desde antes de la pandemia. Tenía 72 años y presentaba demencia vascular con autonomía cuando el patógeno golpeó el sociosanitario, tal y como avanzó El Confidencial. En un primer momento, la gerencia negó a los familiares "casos confirmados" de contagios con SARS-CoV-2. El personal, por su parte, sí informó extraoficialmente a los allegados de que "el riesgo de contagio era alto", con varios presuntos positivos. No fue hasta el 24 de marzo que la propia consejera de Salud, Alba Vergés, admitió un "pico fuerte" de positivos en la instalación. Antes de ello, la dirección había ofrecido a los familiares llevarse a sus seres queridos, pero sin informe médico. "Nos la dejaban llevar sin parte médico sobre el riesgo de contagio. Era una irresponsabilidad", explica Alejandro, hijo de la anciana.

fiscalia uci residencia barcelona
Extracto de la denuncia a Fiscalía por la muerte de D. en el Centro Sociosanitario de Viladecans / CG

Hay más. La familia de D. tiene vídeos en los que se puede observar a la residente "deambulando" por el sociosanitario en pleno brote del virus. "Comiendo en el comedor y andando por los pasillos", alertan. "No había cuarentena y, si la había, estaba mal hecha", agregan. El 27 de marzo los médicos alertaron a la familia de que la vecina presentaba infección de orina y fiebre baja. El 30 de marzo la aislaron tras desarrollar neumonía bilateral. Le empezaron a dar morfina.

"Según el protocolo, no la pueden trasladar al hospital"

Los allegados de D. siguieron luchando. El 1 de abril tuvieron que dar permiso para contener a su madre porque, según el sociosanitario, "ésta no estaba colaborativa". Los médicos anticiparon la muerte de la anciana. "Nos dijeron que nos preparásemos para lo peor", narran. "Pedimos su traslado a un centro sanitario. Nos contestaron que según protocolo establecido no pueden trasladar a mi madre al hospital", advierten. Tras ese descarte o triaje, dos hijos de la anciana pudieron visitar a su madre con fuertes medidas de protección. "No tenía pinchazo que indicara que llevara una vía intravenosa. Lo reclamamos, sin éxito. Admitieron que tampoco le estaban administrando cloroquina, el antibiótico que usaron los hospitales contra el Covid-19. Le daban Amoxicilina --un antibiótico de amplio espectro-- porque del otro no había; no les había llegado", ilustran. Finalmente, el 4 de abril D. falleció. "Horas antes, nos comunicaron que estaba en paliativos. Jamás vimos síntomas de vía intravenosa que indicara que le daban antibiótico contra el Covid-19. Tampoco entendemos por qué no la trasladaron al hospital. La sentenciaron a muerte", apostilla la familia. 

El Centro Sociosanitario Frederica Montseny de Viladecans (Barcelona) / Google Maps

Fuentes internas del centro corroboran la versión de la familia. "El caso de D. fue uno de los más lacerantes del Centro Sociosanitario Frederica Montseny. La familia tiene todo el derecho a buscar amparo legal. Lo único que les podemos decir es que se unan a otros allegados porque podría haber casos similares", han señalado. Cabe recordar que pese a los 30 fallecidos en el centro y las denuncias de familiares y trabajadores --hay un proceso en Inspección de Trabajo por falta de material y personal--, el Govern ha fichado a la directora de la institución como asesora. Lourdes García es responsable de las residencias del Baix Llobregat por encargo del Departamento catalán de Salud. "Es insultante. Es como si a Sadam Hussein lo hubieran puesto al frente de un movimiento por la paz", critica la familia de D.

El Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSSC), titular del 60% de la residencia de Viladecans, no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio, por lo que su versión no ha podido ser incorporada.