Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotografía de Helena Jubany / CEDIDA

Caso Helena Jubany: el juez cita a declarar a Xavi J. M., sospechoso de estar implicado en su muerte

La joven bibliotecaria falleció en extrañas circunstancias sin que nadie haya respondido por ello 20 años después

3 min

Novedades en el caso Helena Jubany, la joven bibliotecaria que apareció muerta en extrañas circunstancias el 2 de diciembre del 2001. El juez ha citado a declarar el próximo 1 de abril a Xavi J. M., uno de los sospechosos de estar implicado en el asesinato de la muchacha y único investigado por ello.

El pasado diciembre, cuando faltaban horas para que prescribiera el delito después de 20 años de la muerte de Jubany, el juez le atribuyó in extremis la condición de investigado. La policía científica ha concluido que es autor de parte de los anónimos que recibió la fallecida antes de su asesinato.

Misma letra

La imputación de Xavi J. M. la solicitó la familia, representada por Benet Salellas, el pasado noviembre, después del hallazgo en su ordenador un correo electrónico que vincula al sospechoso con los mensajes que recibió Jubany. Tras ello, el Juzgado de Primera Instancia 2 de Sabadell requirió al investigado documentos manuscritos por él de aquella época (2001), pero no encontró ninguno. Así que el magistrado encargó una prueba grafológica y, según la Policía Nacional, su letra coincide con la de los anónimos.

Por ello, Xavi J. M. está citado a declarar el próximo 1 de abril.

Más sospechosos

Tras el hallazgo del cuerpo de Jubany, arrojado desde una azotea al patio interior de un edificio de Sabadell, el juez imputó a tres personas de su entorno: a M. C., fallecida en prisión; a la pareja de esta, S. L.; y a A. E., amiga de la víctima. No pesa ninguna causa abierta contra estos dos últimos en la actualidad.

Así, el único investigado hoy por hoy por estos hechos es Xavi. J. M., miembro de la sección Natura de la Unió Excursionista de Sabadell (UES), de la que Jubany también era miembro. Cabe recordar que la bibliotecaria desconfiaba del sospechoso, según declaró una amiga de la víctima en relación a los anónimos.