Menú Buscar
El director general de Cabify, Vicente Pascual, y el fundador de la compañía de VTC, Juan de Antonio / EFE

Cabify se ofrece a amortizar las licencias de los taxistas

La empresa de VTC plantea una fórmula para la reconversión del sector sin coste para las arcas públicas

24.01.2019 00:00 h.
4 min

Las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) han puesto sobre la mesa una propuesta atrevida para intentar desencallar el conflicto que les enfrenta con el sector del taxi y que atenaza a las administraciones.

Cabify ha planteado crear un “fondo de transición” de 2.400 millones de euros, nutrido con aportaciones de las compañías de VTC, para amortizar las licencias de los taxistas de Madrid que las quieran vender, a cambio de permitir actuar a estas empresas de VTC como hasta ahora, sin restricciones. Sería una suerte de reconversión del sector sin coste para las arcas públicas.

150.000 euros por taxista

La iniciativa ha sido presentada este miércoles por el fundador de Cabify, Juan de Antonio, y apunta al núcleo central de la pugna: la equiparación de los servicios de las VTC y los del taxi.

Los 2.400 millones indicados permitirían compensar con 150.000 euros a cada uno de los 16.000 taxistas que operan en Madrid. Una operación que, según De Antonio, aportaría al sector del taxi “tranquilidad” y “garantía” de cara al futuro ante el riesgo de una pérdida de valor de sus licencias.

Entre 400 y 1.000 millones al año

Según el fundador de Cabify, con una aportación de cinco céntimos por kilómetro por parte de las plataformas de movilidad, el fondo podría obtener entre 400 y 1.000 millones de euros al año --en función de las empresas que se sumaran al proyecto--, por lo que “en poco tiempo” alcanzaría el valor de las licencias.

Sería necesaria también la colaboración de la administración, pues la recaudación se realizaría a través del impuesto de circulación.

La avenida Diagonal tomada por los vehículos VTC, las habilitaciones que usan Uber y Cabify / EFE

La avenida Diagonal de Barcelona tomada por los VTC de Cabify y Uber / EFE

Rechazo del Gobierno

De Antonio ha asegurado que el año pasado trasladaron esta propuesta al Gobierno pero la descartó porque prefirió ir “por otros derroteros”.

En todo caso, el empresario se ha mostrado partidario de establecer tantos fondos como sean necesarios en aquellas comunidades autónomas en las que se acepte esta fórmula.

Ampliable a otras alternativas de movilidad

Pero los planes de Cabify van más allá y proponen ampliar este sistema al resto de servicios de movilidad.

En este sentido, De Antonio ha avanzado que también podrían incluirse en el fondo vehículos como el coche compartido y las motocicletas y patinetes eléctricos.

Integración del taxi en su plataforma

De hecho, Cabify también anunció ayer que los taxistas podrán utilizar su aplicación en España a partir de este año para contratar sus servicios. Se trata de una opción que la empresa española ya ofrece en los mercados de Latinoamérica en los que opera, a través de Easy, en los que los viajes de taxi operados mediante su app representan más del 50% del total de la compañía.

En concreto, Cabify integró Easy a finales de 2018 y ya está activa en 20 ciudades de Brasil, Colombia, México, Perú y Ecuador.

Motos y patinetes eléctricos

Desde la empresa de VTC ponen el acento en su compromiso para reducir las emisiones contaminantes y facilitar el acceso de los ciudadanos a las diferentes alternativas de movilidad eléctrica.

En ese sentido, tienen previsto disponer en pocos meses a sus usuarios una oferta de motos y patinetes eléctricos de Movo a través de la aplicación de Cabify.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información