Menú Buscar
Primeras planas

Los muertos perdidos y tierra quemada tras Bildu

A la Generalitat se le traspapelan 635 muertos por coronavirus. Sánchez trata de reconstruir los puentes con el PNV. Ortega Smith asegura que el virus es una bomba biológica comunista

12 min

Es conocido que según el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, y la consejera portavoz del Govern, Meritxell Budó, en una república independiente de Cataluña se hubieran registrado menos muertos por el coronavirus. La república hubiera actuado antes, hubiera actuado mejor, hubiera sido el pasmo y la admiración del mundo civilizado y científicos de todo el planeta acudirían en tropel a Cataluña para asistir en directo a la brillante y catalana manera de combatir y vencer al virus mientras al otro lado del Ebro los chinches caían como liendres o las liendres como chinches. De esto están convencidos Torra, Buch, Puigneró y El Homrani, entre otros. 

El caso es que Cataluña todavía no es una república independiente y lo que viene siendo la administración autonómica, la Generalitat, tiene problemas para contar correctamente a los difuntos, al punto de que se le han traspapelado 635 finados. Generalitat y Gobierno están enfrentados por los datos, se apunta en Crónica Global. Fernando Simón dice que no puede ser que no se sepa lo que pasa en Cataluña y Torra contrataca diciendo que quienes mejor saben lo que pasa en Cataluña son ellos, o sea la Generalitat, que es suya y de nadie más.

Es lo de siempre. La crítica de Simón se convierte en "casus belli" y doña Alba Vergés, titular republicana de Salud, llama toda indignada a Salvador Illa. En El Nacional cuenta la dicha llamada Marta Lasalas, que escribe: "La consellera, Alba Vergés, ha mantingut una conversa telefònica amb el ministre de Sanitat, Salvador Illa, per mostrar "estupefacció" i "indignació" per les paraules de Simón, segons fonts del departament consultades per ElNacional.cat". En particular, Vergés hauria traslladat a Illa la preocupació davant del fet que el director del Centre d'Alertes Sanitàries hagués insinuat l'existència d'un rebrot de la malaltia quan, segons s'insisteix des del departament, el problema amb les dades ha estat que no han arribat "per una qüestió de registre". Aquestes fonts de la conselleria asseguren que el ministre ha reconegut que no hi ha cap rebrot i que el que cal és solucionar el problema de la recopilació de dades".

No deja de resultar punto singular que se sostenga que en una Cataluña independiente habría menos muertos cuando los promotores de esa Cataluña tienen problemas para contar los muertos. Más cositas del mundo indepe. Informa Crónica Global: Así como por casualidad resulta que Betona Comín, hermana de Toni Comín, exconsejero de Salud, es la dircom de una empresa de respiradores del sector sanitario. Y también por casualidad resulta que esa empresa está vinculada con la venta de unos respiradores a Bolivia que han propiciado la detención del ministro de Sanidad de aquel país por un presunto asunto de sobreprecio del material. 

Portada de El País del 23 de mayo de 2020
Portada de El País del 23 de mayo de 2020

Cambio de tercio. Ecos del pacto del Gobierno con Bildu. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, trata de reconstruir los puentes con el PNV y los agentes sociales, según apunta El País en portada. Escribe Anabel Díez: "El pacto para derogar la reforma laboral entre el Gobierno y EH Bildu, hecho público el miércoles, ha quebrado la confianza hacia el Ejecutivo de empresarios, sindicatos y determinados partidos clave, como el PNV. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, consciente de la grieta, se ha propuesto como principal tarea urgente la de restituir esa confianza. De hecho, el jueves ya habló por teléfono con los líderes sindicales y empresariales y con representantes del PNV. La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tuvo ayer palabras elogiosas para los secretarios generales de UGT y CC OO y para el presidente de la patronal".

Sigue la nota: "Montero sostuvo que la razón última del pacto fue la falta de apoyo tanto del PP como de ERC a la prórroga del estado de alarma. “Nos hemos sentido muy solos en la defensa de la salud de los españoles”, alegó Montero".

Claro, ¿pues cómo no va a tener la culpa el PP de que Lastra firme cositas con Echenique y Mertxe Aizpurúa? Eso es meridiano, como meridiano es también que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son uña y carne. Esa es la tesis de la crónica de Rocío Esteban en La Razón: "El pacto de la reforma laboral del PSOE con Bildu amenazaba este miércoles con poner a prueba, otra vez, la relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Durante el estado de alarma han sido varios los episodios que han evidenciado dos almas opuestas que conviven dentro de La Moncloa y han propiciado, hasta ahora, diversas hojas de ruta que han producido la imagen de dos gobiernos en uno. Sin embargo, las fricciones varias entre departamentos se han cerrado, hasta ahora, en el despacho del presidente, a solas con el vicepresidente segundo. A pesar de la intensa semana en la que se han protagonizado varios cruces entre ministros socialistas y morados por los términos en los que anular la reforma laboral del PP, no habría hecho mella en el respaldo que el presidente otorga a su vicepresidente, que, acaba la semana viéndose respaldado por el líder del Ejecutivo, entre medias de fuegos cruzados en Moncloa derivados de los departamentos económicos encabezados por la vicepresidenta Nadia Calviño por su malestar con el rumbo que ha adoptado el Gobierno tras su pacto con Bildu. A pesar de que ahora el Gobierno asegure que no se derogará la reforma laboral en su totalidad, Iglesias, que defiende su supresión íntegra, no ve mermada su capacidad de influencia en el Consejo de Ministros".

eldiario.es, 23 de mayo de 2020
eldiario.es, 23 de mayo de 2020

Dadas las circunstancias y la tierra quemada generada por el pacto con Bildu, el Gobierno barrunta pasar de intentar una nueva prórroga del estado de alarma, según se infiere de la nota de Irene Castro y Aitor Riveiro en El Diario: "'Hay un entorno de ruido interesado'. Con esa afirmación trató de zanjar la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, la polémica suscitada por el acuerdo suscrito por PSOE y Unidas Podemos con EH Bildu para conseguir la abstención en la quinta prórroga del estado de alarma. El temor a perder una votación que, a juicio del Ejecutivo, supondría el "descontrol" de la situación en medio de la pandemia llevó a Pedro Sánchez a activar una negociación a varias bandas llevando "al límite" su capacidad y que ahora pone cuesta arriba el mantenimiento de apoyos como el del PNV o Ciudadanos. De hecho, en Moncloa no dan por hecho que se vaya a solicitar una nueva extensión del estado de alarma ante las dificultades que se ha encontrado el Gobierno en las dos últimas negociaciones, a pesar de que el plan de desescalada así lo requiere para poder mantener las restricciones de movilidad interprovincial hasta la 'nueva normalidad'. El Ejecutivo siempre ha sostenido que para ello la única herramienta jurídica es el estado de alarma. 'Estudiaremos todos los escenarios posibles', señalan ahora".

Curiosidades. Javier Ortega Smith ha salido del hospital y no tiene ninguna duda de que el coronavirus es un artefacto de guerra chino. Tal cosa es lo que dice en la entrevista que le practica para La Razón C. S. Macías: 

–¿Se ha arrepentido de decir eso de que sus «anticuerpos españoles luchan contra el virus chino»?
– No, por supuesto que no. No me suelo arrepentir de lo que digo, lo afirmaba además entrecomillado para que se entendiera que, como soy español, los anticuerpos que tengo también lo son, pero dicho de una manera épica. Había una lucha en mi interior por salvarme la vida entre mis anticuerpos españoles, o afinando un poco más, «hispanos argentinos», porque tengo doble nacionalidad... No me arrepiento, y cuando dije chinos, añado una cosa más: no tengo ninguna duda de que es un virus creado en un laboratorio, por el régimen comunista chino, como arma biológica. No es un virus caído de las estrellas o por mutación natural de plantas y animales.

Portada de La Razón, 23 de mayo de 2020
Portada de La Razón, 23 de mayo de 2020

Más noticias. No sólo los políticos españoles meten la pata. En Francia, por ejemplo, el titular de Economía, Bruno Le Maire, la acaba de liar parda al sugerir que Renault podría desaparecer engullida por la pandemia. Las acciones de la compañía automovilística han caído en picado. Al parecer, Le Maire respira por la herida de que Renault quiere solicitar un préstamo con garantías estatales por valor de cinco mil millones de euros.
Aviso circulatorio: el independentismo vuelve a cortar la Meridiana.

Primer día en que China no reporta ni muertos ni contagios por el coronavirus.

23 de mayo, santoral: Desiderio de Langres, Efebo de Nápoles, Guiberto, Honorato de Subiaco, Miguel de Sinada, Siagrio y Spes de Nursia.