Menú Buscar
El director general de Estrategia y Desarrollo de Renfe, Manel Villalante / CG

Villalante (Renfe): "La futura movilidad debe integrar transporte público y privado"

El director general de Estrategia y Desarrollo de la compañía ferroviaria asegura que la red se prepara para garantizar la seguridad y combatir el miedo al contagio

8 min

Con más de 30 años de experiencia en movilidad e infraestructuras, Manuel Villalante (Barcelona, 1954) analiza las consecuencias de la pandemia en el transporte en una entrevista con Crónica Global. El director general de Estrategia y Desarrollo de Renfe, que conoce bien la realidad catalana, defiende la importancia de la intermodalidad entre los diferentes tipos de transporte y, frente a las críticas del Govern sobre la red de Rodalies, recuerda que Renfe actúa bajo la supervisión del titular del servicio, que en este caso es la Generalitat.

--Pregunta: Tras el Covid-19 ¿hay un antes y un después en la movilidad urbana?

--Respuesta: Hemos sufrido una pandemia de carácter global que sin duda modificará las pautas de movilidad y tendrá incidencia en los servicios de transporte urbano y metropolitano, así como también en los de larga distancia. Sin embargo, aún es pronto para saber cómo se verá afectada la movilidad, considerando además el impacto económico y social que está dejando la crisis sanitaria.

 

 

Medidas preventivas para evitar el contagio de coronavirus en 'Rodalies' / TWITTER

--Hay quien prevé un descenso del uso del transporte público (paro, teletrabajo, miedo al contagio...) ¿En Renfe también?

--En un primer momento, como no podía ser de otro modo, toda la estrategia de Renfe ha estado dirigida a garantizar la salud de los viajeros y trabajadores, por encima de nuestro resultado económico y otros aspectos de negocio, que en estas circunstancias pasan a un segundo plano. A partir de aquí y en las diferentes fases las medidas de confinamiento han afectado obviamente a nuestros servicios. No obstante, hemos mantenido una oferta de servicios sobredimensionada para garantizar la distancia social y evitar aglomeraciones, por supuesto bajo los criterios del Gobierno y las autoridades sanitarias.

--Han detectado esa sensación de inseguridad?

--El riesgo de contagio puede producir una cierta sensación de inseguridad, pero hemos de hacer que la confianza se vaya recuperando porque el transporte público es esencial para la recuperación de la normalidad y poder garantizar la sostenibilidad del sistema. Es cierto que durante estos meses hemos tenido una eclosión de digitalización potente de la cual una parte se quedará en la sociedad. Antes del Covid, en España había apenas un 4% de teletrabajo, siendo Países Bajos, Finlandia y Luxemburgo los países de Europa con mayor tasa de teletrabajo (14%, del 13,3% y del 11%, respectivamente). En Renfe estábamos y continuaremos implantando medidas para favorecer el teletrabajo, lo que ha permitido mantener parte de nuestra actividad en estos meses. El transporte público está implantando, y deberá seguir haciéndolo, las medidas que a nivel sanitario se dispongan. Los servicios públicos son y serán seguros.

rodalies mascarilla

 

Un trabajador de la limpieza trabaja protegido con una mascarilla junto a un tren / EUROPA PRESS

--¿Barcelona y su área metropolitana presenta unas características especiales para la gestión de Cercanías?

--Rodalies es un producto adaptado a las pautas de movilidad del área que sirve y forma parte del sistema del transporte metropolitano de Barcelona en el que también está TMB, FGC y compañías privadas de autobuses, siendo Renfe el segundo operador en cuanto a viajeros de Cataluña. A nivel global existen muchos modelos dependiendo de numerosos factores, que condicionan la movilidad de los ciudadanos. El de Barcelona es uno más y Renfe tiene la experiencia y el conocimiento para operar el servicio en las mejores condiciones, en este marco integrado del transporte en el área metropolitana.

--Un gobierno metropolitano, un enfoque global de la conurbación sin colores políticos, ¿facilitaría las cosas?

--Nosotros somos un operador de transporte que trabaja para facilitar la movilidad de los ciudadanos en el marco de gobernanza que los poderes públicos decidan. Es evidente como ya he dicho antes que Rodalies forma parte de un sistema integrado de transportes que actúa de forma coordinada en el marco del área metropolitana de Barcelona. Por lo tanto, somos un operador de transporte que facilita la movilidad de los ciudadanos dentro del modelo de gobernanza que decidan las autoridades competentes.

Un tren de Rodalies, trenes de Cercanías de Cataluña / RODALIES

Un tren de Rodalies, trenes de Cercanías de Cataluña / RODALIES

--Hemos oído en repetidas ocasiones las quejas del Govern de que es necesario mejorar Rodalies, ¿tienen fundamento?

--Desde Renfe se trabaja para dar el mejor servicio posible a la ciudadanía y se realiza de forma coordinada con el resto del sistema público de transporte bajo la supervisión del titular del servicio, que en el caso de Rodalies es la Generalitat de Cataluña.

--En Barcelona no se ha potenciado la creación de aparcamientos en las estaciones. ¿Depende de los ayuntamientos? ¿Renfe puede promoverlo?

--En Renfe, como todos los operadores, somos conscientes de la importancia de la intermodalidad entre los diferentes modos de transporte. De hecho, Renfe tiene la voluntad de convertirse en Operador Integral de Movilidad, facilitando los desplazamientos puerta a puerta, integrando diferentes modos de transporte, tanto públicos como privados, en una oferta común, dentro de lo que denominamos proyecto RaaS (Renfe as a Service). Por lo tanto, para Renfe también es importante y debe abordarse de forma conjunta entre todos los actores que están inmersos en gestionar la movilidad de los ciudadanos.

--¿Qué está haciendo Renfe para garantizar viajes seguros?

--En primer lugar, la seguridad en cualquier empresa ferroviaria es lo primero. Tras esta crisis, a la seguridad de las operaciones se ha sumado la seguridad sanitaria. Siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, estamos extremando las medidas de desinfección y limpieza para reducir al mínimo la posibilidad de contagio y colaborar en que durante las fases de desescalada se recupere gradualmente la confianza en el transporte público. Medidas como la obligatoriedad del uso de mascarilla en el transporte público contribuyen sin duda a esta labor, pero además Renfe está reforzando su oferta de servicios por encima de la demanda para evitar aglomeraciones y tratar de garantizar la distancia social siempre que sea posible. Asimismo, en las estaciones de Cercanías se están implementando señales para respetar la distancia, encaminamientos obligatorios para evitar aglomeraciones, así como comunicación constante a través de todos nuestros canales para asegurar que los ciudadanos disponen de toda la información posible mientras realizan su viaje con seguridad.