Menú Buscar
Manuel Valls con Guillermo Basso, Albert Montagut y Xavier Roig / CG

Valls ultima un equipo de maragallistas para alcanzar la alcaldía

El ex primer ministro francés se apoyará en Guillermo Basso y contacta con periodistas como Albert Montagut para el área de comunicación aunque todo está pendiente de su candidatura

19.09.2018 00:00 h.
7 min

Es inminente. El ex primer ministro francés Manuel Valls anunciará en los próximos días, antes de que finalice septiembre, su candidatura a la alcaldía de Barcelona, y ha establecido ya contactos para contar con un equipo que conozca bien las entrañas del consistorio y pueda elaborar una estrategia ganadora. Para ello, Valls no ha dudado en buscar profesionales que colaboraron con Pasqual Maragall, convencido de que para liderar Barcelona debe promover un discurso de ciudad que engarce plenamente con el proyecto político que en su momento promovió Maragall.

El equipo no está cerrado. El primer paso lo debe dar el propio Valls, que ha ido convenciéndose de sus posibilidades desde antes del verano. Nacido en Barcelona, y formado en Francia, donde ha protagonizado su carrera profesional y personal, Valls es fiel a la mentalidad cartesiana: todo a su debido momento, y con las despedidas formales que sean necesarias. Por ello, quiere dejar su acta de diputado en la Asamblea francesa con la seriedad que le caracteriza, para anunciar, posteriormente, su candidatura a la alcaldía de Barcelona desde la capital catalana.

Como Ciutadans pel Canvi

Con ese criterio, sin embargo, sí ha querido contar con un primer profesional que le organiza la candidatura, y que actúa como una especie de jefe de gabinete. Se trata de Guillermo Basso, licenciado en Derecho, y que se incorporó como técnico superior en el gabinete de alcaldía de Barcelona entre 1995 y 1998, con Maragall de alcalde. Fue el responsable, en aquel momento, entre otros eventos, de la organización de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, celebrada en la capital catalana en 1997. Y fue también quien se encargó de la recaudación de fondos, dentro del equipo directivo, de la campaña para la elección de Maragall a la presidencia de la Generalitat, entre 1998 y 1999, siendo el encargado de la dirección de la plataforma Ciutadans pel Canvi, el proyecto que promovió Maragall para ensanchar la base social y política de los socialistas catalanes.

Es, precisamente, por lo que apuesta Manuel Valls. Con la idea de constituir una candidatura propia, con profesionales y políticos de distintas orientaciones. Aunque, inicialmente, Valls estaba llamado a ser el candidato de Ciudadanos, el político francés insiste en una candidatura propia. No será, asegura su entorno, el candidato de ningún partido, y está por ver cómo se gestionará ese deseo con la formación que lidera Albert Rivera.

Comunicación y estrategia

Lo que quiere Valls es una plataforma similar a lo que fue Ciutadans pel Canvi, y que ésta cuente con el apoyo posterior de las fuerzas políticas que lo vean idóneo. Para todo ello, Basso se considera el hombre adecuado.

Valls, que ha participado en los últimos días en diferentes foros en Barcelona, ha contactado también con diferentes periodistas y analistas, expertos en comunicación política, para establecer una estrategia ganadora. Uno de ellos es Albert Montagut (Barcelona, 1957), que tiene una larga experiencia en medios, y que fue asesor de Pasqual Maragall en los Juegos Olímpicos de 1992. Fue corresponsal del diario El País en Estados Unidos, director de El Mundo en Cataluña, y director adjunto de El Periódico, y en los últimos años ha sido el responsable del área de comunicación del FC Barcelona y director del área global del club catalán. Ha trabajado también como consultor externo, en 2017, de la candidatura de Barcelona para la Agencia Europea del Medicamento.

La experiencia con Maragall

“Montagut gusta para el equipo, pero no se ha cerrado nada todavía”, se insiste desde el entorno de Valls.

Otro analista y estratega en comunicación política con el que ha contactado Manuel Valls es Xavier Roig, que fue jefe de gabinete de Pasqual Maragall, en la alcaldía de Barcelona y jefe de campaña de Maragall en las elecciones catalanas en 1999. Ha asesorado a diferentes candidatos municipales y dirigió la campaña de Joan Laporta, que le llevó a la presidencia del FC Barcelona. Las conversaciones se mantienen. 

¿Y Ciudadanos? 

La cuestión ahora para Valls es cerrar todo su equipo, una vez decida cómo anuncia su candidatura, pero también debe dilucidar cómo colabora y con qué candidatos de Ciudadanos. Valls participó en actos de Societat Civil Catalana en las últimas elecciones catalanas, con un discurso rotundo en contra de la independencia de Cataluña, y con la defensa de un proyecto europeo inclusivo. Protagonizó mítines con Josep Borrell e Inés Arrimadas, en actos organizados por el bloque constitucionalista, pero también en actos de campaña de Ciudadanos. Y, aunque la idea surgió de Societat Civil Catalana, con dirigentes y activistas como Josep Ramon Bosch, que ha estado a su lado en los últimos meses, Ciudadanos le ofreció a Valls la posibilidad de ser su candidato por Barcelona.

Eso ha ido evolucionando, y Valls, que ultima su decisión y su equipo, quiere un proyecto propio, a la espera de ver cómo reacciona el resto de fuerzas políticas, en especial el PSC, que apuesta por su candidato Jaume Collboni, y cómo se organiza el bloque independentista, con la apuesta de Carles Puigdemont por Ferran Mascarell, otro hombre que colaboró codo con codo con Pasqual Maragall en el consistorio.