Menú Buscar

Ultimátum de ERC a Puigdemont: le exige un candidato ‘posible’ antes del 10 de mayo

Esquerra reclama la formación de un gobierno y se plantará si en el plazo marcado el expresidente persiste en su actitud

Pere Aragonès y Roger Torrent, de ERC, que ha dado un últimatum al expresidente, tras el coche de Carles Puigdemont / FOTOMONTAJE DE CG
17.04.2018 00:00 h.
4 min

Paciencia política, pero en la sede de Esquerra se vive ya una tensa calma. Los republicanos lanzan un ultimátum a Carles Puigdemont para que se pueda formar gobierno con un candidato posible antes del 10 de mayo, sin agotar los plazos como pretende el expresidente del gobierno catalán. El límite es el 22 de mayo. Sin un nuevo Govern para esa fecha, se convocarán elecciones de forma automática. Un gobierno posible significa que su presidente no tenga causas judiciales abiertas.

A pesar de la retórica pública, al margen de las cuestiones judiciales, lo que existe es un enorme resquemor, una bronca interna, entre el entorno del expresidente y ERC. Puigdemont no quiso ahorrarse una dura crítica al presidente del Parlament, Roger Torrent, por haber “retirado de forma unilateral”, a su juicio, la reforma de la ley de presidencia, que era el paso necesario para intentar la investidura del propio Puigdemont. Y esa referencia, formulada en la entrevista de TV3 este pasado domingo, ha irritado a los republicanos.

Esperando a Alemania

Y es que las interpretaciones jurídicas son muy diversas. Puigdemont y los diputados de su círculo, en Junts per Catalunya, consideran que esa reforma era y es posible, y que todavía se está a tiempo para intentar la investidura. Pero los republicanos ya advirtieron de que no pondrán en ningún peligro de tipo jurídico ni al propio Torrent ni a ningún diputado.

Lo que ocurre es que Puigdemont pide tiempo, unas semanas que son para él decisivas, en función de qué suceda con la justicia alemana, y si la audiencia territorial de Schleswig Holstein accede o no a extraditarlo bajo la acusación del delito de rebelión. También espera el grado de aceptación que su actitud pueda generar en el bloque independentista, desde Berlín y con toda la actividad que genera.

Los republicanos empujan

Todo eso lo sabe Esquerra, con dos dirigentes que, cada uno con su grado de influencia en el partido, han tomado ahora las riendas de la situación: el propio Torrent, como máximo representante institucional, en estos momentos, y Pere Aragonés, que suplen el ascendente de Oriol Junqueras y de Marta Rovira, que se encuentra fugada a Suiza. También empuja en la misma dirección Joan Tardà.

Ahora bien, ¿qué puede hacer Esquerra? Este lunes, su portavoz, Marta Vilalta, insistió en esa formación “inmediata y urgente” del Govern, “sin necesidad de agotar los plazos”. Una vez se considera que el 10 de mayo debería constituir la línea roja, ERC está decida a tomar decisiones. Algunas podrían pasar por buscar otras mayorías, con movimientos arriesgados, con un candidato propio y ofertas a los comuns, el grupo que lidera en el Parlament Xavier Domènech, que reaccionó con gran frialdad ante la entrevista en TV3 de Puigdemont.

¿Candidatura única?

El expresidente, pese a todo, quiere dirigirse directamente a todos los potenciales electores del independentismo, sin intermediarios, con la convicción de que, en unas nuevas elecciones, y con una candidatura única, los resultados serían mucho mejores que los logrados el 21D.

Las fuentes consultadas insisten en que ha llegado ya el momento de fijar posiciones y comenzar a gobernar, como piden los propios dirigentes que están en prisión y Oriol Junqueras, que ha reclamado por carta que se olvide ya la “gestualización”, en una referencia directa a Carles Puigdemont.

¿Quiere hacer un comentario?