Menú Buscar
Quim Torra comparece ante el pleno del Parlament / EFE

Torra no acepta la sentencia y convocará un referéndum de autodeterminación

“Ningún tribunal impedirá a este presidente presentar todas las iniciativas que sean necesarias para ejercer este derecho”, ha advertido en su comparecencia parlamentaria

17.10.2019 10:22 h.
4 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado en sede parlamentaria que no acepta la sentencia condenatoria sobre el referéndum del 1-O y ha advertido de que “si por poner las urnas nos condenan a 100 años, se tendrán que volver a poner urnas para la autodeterminación”. Ha asegurado que “ningún tribunal impedirá a este presidente presentar todas las iniciativas que sean necesarias para ejercer este derecho”.

Torra ha comparecido en el Parlament para pronunciarse sobre el fallo del Supremo, en un formato sin votaciones de resolución para evitar así visualizar las discrepancias entre los socios de gobierno, Junts per Catalunya y ERC, sobre la respuesta institucional que hay que dar a las condenas.

Tras tildar la sentencia de “vergonzosa venganza”, consecuencia de “un juicio falso”, ha centrado su discurso en arremeter contra el Gobierno español, el Ejército, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. “No aceptamos la sentencia de la ignominia, la rechazamos, no solo se condena a nuestros representantes, sino a la democracia y los dos millones de personas que participaron en aquel diferencia”.

Torra en el Parlament rechaza la sentencia del 1-O

"El mayor golpe a la democracia"

“Es el golpe a la democracia más grande desde 1978”, ha dicho Torra. "Cada derecho prohibido será necesario volver a ejercerlo. Si por poner las urnas nos condena a 100 años, se tendrán que volver a poner urnas para la autodeterminación”.

Torra ha decidido “autoinculparse” y “espero que todos los diputados demócratas de esta Cámara hagan lo mismo”. Se ha encomendado a los organismos internacionales para denunciar la "sentencia de la ignominia". También se ha referido a la violencia que, durante tres días consecutivos, ha sembrado en caos en las ciudades catalanas, especialmente en Barcelona. Ha criticado a quienes atribuyen ese vandalismo al movimiento independentista, que dice, es pacífico, y ha reprochado a determinados grupos parlamentarios "que no hayan condenado los ataques a independentistas el 1-O".

"Constitución republicana" en primavera

Se ha presentado "como presidente de Cataluña. Prometí ir de la restitución a la constitución". Por eso ha optado por la vía internacional, a través del Consejo de la República para divulgar el proyecto secesionista. Otra vía será aprobar los presupuestos de la Generalitat para 2020 para atender a las demandas sociales.

Pero el procés, ha dicho, debe avanzar y "en la primavera de 2020, se sentarán las bases de una constitución republicana", ha dicho el presidente de la Generalitat, quien ha apostado por amplios acuerdos parlamentarios para ejercer la autodeterminación en el plazo más breve posible. De esta forma, ha dicho, "se podrá ejercer ese derecho antes de que acabe esta legislatura".