Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante su intervención en la Universitat Catalana d'Estiu / EUROPA PRESS

Torra se niega a convocar elecciones tras la sentencia del Supremo

La consejera Budó señala que no se prevé “como respuesta” nuevas elecciones al Parlament, aunque es lo que reclama Esquerra Republicana

27.08.2019 14:15 h.
3 min

Las fricciones aumentarán de intensidad en el seno del Govern. El presidente Quim Torra se niega a convocar elecciones tras la sentencia del Tribunal Supremo, sobre los dirigentes independentistas presos, aunque eso es lo que pide Esquerra Republicana. La consejera de Presidencia, Meritxell Budó, alineada con Torra, lo ha dejado claro: “No hay ningún escenario que nos haga pensar que una respuesta a la sentencia sea convocar unas elecciones”.

La intención del Govern, según Budó, es negociar en las próximas semanas el presupuesto de 2020, con la intención de dar continuidad a la legislatura, pase lo que pase con la sentencia sobre los dirigentes independentistas. Pero, precisamente con ese mismo argumento, y con la previsión de que será imposible aprobar las cuentas de la Generalitat, por la falta de socios, Esquerra considera que no quedará otra que la convocatoria electoral.

La coyuntura de la sentencia del Supremo

Ese es el argumento de los republicanos: la falta de un presupuesto, lo que significaría que la Generalitat seguiría funcionando con los presupuestos prorrogados de 2017. Pero el debate de fondo es el mismo. Los exconvergentes y Esquerra saben que el independentismo no puede desaprovechar esa coyuntura y que justo tras la sentencia el movimiento independentista cobrará un nuevo vigor.

Budó ha señalado, tras la reunión del consejo ejecutivo del Govern, que el independentismo debe cohesionarse, y no abrir un nuevo periodo electoral. Es la tesis de Torra, que propone una “confrontación con el Estado” tras la sentencia, como apuntó en su intervención en la Universitat Catalana d'Estiu.

Las diferencias internas con ERC

Según Bundó, “no se aceptará ninguna sentencia que no suponga una absolución”. Esa es la posición, más retórica que real, según se admite desde las propias filas soberanistas.

Sin embargo, ¿cómo se llegará a ese cierre de filas del independentismo, el que representa Junts per Catalunya y Esquerra Republicana? Las diferencias entre los dos socios de gobierno son cada vez más grandes. Torra intentará continuar hasta la primavera de 2020, pero Esquerra presionará para lograr ese adelanto electoral.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información