Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Quim Torra y Pedro Sánchez / FOTOMONTAJE CG

Torra 'pasa' de la separación de poderes y acusa a "España" de no querer "dialogar"

El presidente de la Generalitat cuestiona la voluntad conciliadora del Gobierno por la decisión del Poder Judicial de suspender el tercer grado a los políticos presos

3 min

Quim Torra acusa a "España" de no querer "dialogar" por la decisión de la juez de vigilancia penitenciaria de suspender el tercer grado a cinco de los políticos presos del procés independentista.

"No, la ley no prevé la venganza como respuesta. ¿Este es el diálogo que ofrece España?", ha criticado el todavía presidente de la Generalitat en sus redes sociales.

La mesa de diálogo

Torra ha vuelto a pasar por alto de este modo la división de poderes en la que se sustenta cualquier sistema democrático, al poner en tela de juicio la actitud conciliadora del Ejecutivo y su "mesa de diálogo" con los dirigentes del gobierno autonómico por una decisión que atañe al Poder Judicial.

La decisión de la juez afecta al expresidente de la ANC Jordi Sànchez; al líder de ERC, Oriol Junqueras; al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart; y a los exconsellers Raül Romeva y Joaquim Forn, mientras que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 deberá posicionarse sobre el recurso que afecta a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Capella y Aragonès

Además de Torra, también la consellera de Justicia, Ester Capella, se ha pronunciado al respecto. En su caso ha expresado que "el Supremo y la fiscalía han secuestrado la política española". "Hay unas normas. Si no les funcionan, las cambian", ha criticado después de la decisión en un tuit.

Otro alto representante de la Generalitat, el vicepresidente, Pere Aragonès, ha dicho que la suspensión del tercer grado es un acto promovido por la "venganza". "La fiscalía del Estado español actúa y el juez ejecuta al minuto", ha criticado Aragonès en otro tuit.

Destacadas en Política