Menú Buscar
La ANC decide en su consulta promover una lista única secesionista y abierta a los encarcelados

Sólo un 21% de catalanes pide buscar ahora la independencia

La mayoría reclama una mejora del autogobierno, hasta el 62% de los catalanes, con una apuesta clara de los votantes de Esquerra, a pesar de la presión de la ANC

3 min

Aterrizar a la realidad. Y esa realidad indica que sólo el 21% de los catalanes pide ahora buscar la independencia, con la implementación de la “república catalana”. Lo recoge un sondeo de Gesop, que ha publicado El Periódico de Catalunya, y que muestra que la mayoría de catalanes, un 62%, considera que lo mejor es negociar un aumento del autogobierno.

El sondeo, realizado entre el 2 y el 6 de julio, deja al presidente Quim Torra en una tesitura complicada a pocas horas de su entrevista con el presidente Pedro Sánchez. Mientras Torra insiste en que en ese encuentro, secundado por la portavoz del Govern, Elsa Artadi, no se tratará de negociar una mejora en la inversión pública, por ejemplo, sino la necesidad de abordar el derecho a la autodeterminación, los resultados demoscópicos arrojan una realidad muy distinta.

Campo y ciudad

Quien parece que ha recogido mejor ese clima en la sociedad catalana es Esquerra Republicana. Hasta el 57,6% de los que se declaran votantes republicanos, defienden un mayor autogobierno, y sólo el 33,9% opta por una ruptura independentista.

Como han señalado otros sondeos en los últimos meses, la defensa de la secesión aumenta en los municipios más pequeños. En los menores de 10.000 habitantes, el porcentaje es mayoritario a favor de la independencia, por lo que se acrecienta la idea de dos Cataluñas en función de la división entre campo y ciudad.

El papel de la ANC

La cuestión es que ese sondeo llega en un momento de fuerte discusión interna en el mundo independentista. Es Esquerra la fuerza política más interesada en pasar página, sin renunciar a sus objetivos a medio plazo. La idea es gobernar, mirar cómo se puede llegar a un entendimiento con el Gobierno español, y ampliar la base social del independentismo. Es la voluntad de la dirección de ERC, que choca, porque hay matices y contradicciones, con su propia militancia, pero no, en cambio, con su electorado, como muestra la encuesta. 

En cambio, en el entorno del expresidente Carles Puigdemont, y con la complicidad de la ANC, se reclama un acelerón, con listas unitarias en las próximas elecciones municipales, para implementar "la república catalana" y tratar de desbordar al estado. La sociedad catalana en su conjunto, sin embargo, no parece estar en ese lado.