Menú Buscar
Mossos d'Esquadra, quienes llevan a cabo las operaciones antidroga, en una imagen de archivo

Sindicatos de Mossos: "Un 10 para la tropa, pero suspenso para el 'conseller'"

Entre los representantes de la plantilla se impone la idea de que se ha gestionado con brillantez la investigación del atentado pero no así la fase anterior

3 min

Los sindicatos de los Mossos d'Esquadra consultados por este medio coinciden en atribuir la máxima nota al cuerpo policial --con especial mención a "la tropa"-- en lo que se refiere a la investigaciones y gestión operativa después del atentado terrorista del pasado día 17 en Las Ramblas de Barcelona. Hablan de profesionalidad y eficacia reconocida incluso internacionalmente y hacen participes de estos elogios tanto a los agentes de información como a la brigada móvil, a seguridad ciudadana, a la policía judicial, a los Tedax y a los grupos de asalto (GEI). 

Sin embargo, interpelados sobre la controvertida gestión del departamento de Interior durante los meses antes de los atentados, los representantes sindicales sólo alcanzan a calificarla, en el mejor de los casos, como de "incierta".

Secreto inconfesable

David Miquel, del Sindicat de Policies de Catalunya (SPC), considera que "lo que ha pasado en los despachos de Interior nunca se sabrá a ciencia cierta. No podemos ser más explícitos porque no tenemos, ni nos darán información. Tengo la sensación de que, en cualquier que caso, desde nuestra Dirección General de Seguridad se han cometido graves errores, algunos inconfesables, pero también se ha actuado con negligencia en la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía".

En las páginas web de la mayoría de los sindicatos se pueden leer amplias alabanzas a los agentes que, en concreto, participaron de los operativos de "interceptación" de los terroristas,. Los sindicatos les califican como héroes y piden para ellos los mayores reconocimientos. No así para la cúpula de interior a la que acusan de oscurantismo e improvisación.

Pugna con Trapero

Los sindicatos mantiene una guerra abierta con el Mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, desde mucho antes de los atentados de Las Ramblas y Cambrils. La situación es tensa. Sin embargo, este medio no ha escuchado críticas a la gestión informativa  protagonizada por Trapero por parte de ningún alto cargo sindical.