Menú Buscar
Independentistas cortando el tráfico en la avenida Meridiana de Barcelona / EFE

El Síndic pregunta a Colau y Buch sobre los cortes de tráfico independentistas

El defensor del pueblo catalán quiere saber si las concentraciones han sido "comunicadas previamente", como establece la ley, y recuerda que también se debe garantizar el derecho a la movilidad

4 min

La cortes de tráfico diarios en autopistas, carreteras y calles de Barcelona y otras ciudades catalanas han suscitado, un mes después de haberse convertido en cotidianos, el interés del Síndic de Greuges. El equivalente al Defensor del Pueblo en Cataluña ha reclamado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y al consejero de Interior, Miquel Buch, que le informen sobre qué medidas se han tomado para garantizar los derechos de movilidad de la ciudadanía ante los insistentes bloqueos causados por las movilizaciones contra la sentencia del procés.

El Síndic, Rafael Ribó, quiere saber si dichas "manifestaciones y concentraciones han sido comunicadas previamente a la Administración", tal y como establece la ley, y si se tienen previstas "medidas para conciliar al máximo los derechos de todo el mundo, tanto de los que se manifiestan como del resto de personas".

"Derecho de los ciudadanos a la movilidad"

Ante esta situación, el Síndic ha abierto una actuación de oficio para aclararlo, al constatar que "a pesar de que las protestas son expresiones legítimas de los derechos de expresión y de manifestación, están provocando incidentes en la circulación en diferentes lugares". Lo cual supone una colisión entre el derecho de manifestación y los de movilidad, según explica en un comunicado.

El defensor del pueblo catalán desea "conocer los datos" de las administraciones correspondientes y les preguntará "cuáles han sido las intervenciones llevadas a cabo hasta ahora para garantizar el ejercicio del derecho de los ciudadanos a la movilidad, y todo lo que ello conlleva, así como procederá a la investigación de cualquier otro incidente".

Un mes de acampada en plena calzada

El Síndic pone como ejemplo el caso de la acampada de la plaza Universidad, "que bloquea una vía principal, como es la Gran Vía", donde un grupo de jóvenes ha instalado tiendas de campaña desde hace un mes en plena calzada, impidiendo el paso de vehículos.

"Esta situación conlleva una vulneración del derecho a la movilidad y libre circulación de las personas para ir a sus puestos de trabajo o de estudio" o bien para llevar a cabo sus "actividades cotidianas en diferentes lugares del país", que también supone "un ejercicio de derechos fundamentales (como por ejemplo el derecho a la educación o a la atención sanitaria)".

Aunque el Síndic no los cite, en otros puntos de la ciudad también se viven situaciones similares a lo largo del día. Desde hace un mes, un grupo de independentistas cortan la avenida Meridiana --principal vía de acceso a Barcelona desde el norte-- cada tarde / noche, además de otras avenidas principales como la Diagonal o la Gran Vía. Algo que también ocurre en otras ciudades, carreteras y autopistas. Como se vio, por ejemplo, con el bloqueo de la frontera con Francia de la semana pasada mediante el corte de la autopista AP7 a la altura de La Jonquera, convocado por el denominado Tsunami Democràtic, y respaldado por destacados líderes y diputados independentistas y dirigentes de la Generalitat.