Menú Buscar
La exdiputada de la CUP Eulàlia Reguant, ante la estatua de Colón de Barcelona / EP

El revisionismo independentista defiende a Colón ante la CUP

El Institut Nova Història, conocido por reivindicar que el descubridor de América era catalán, ha recuperado un artículo de su fundador, Jordi Bilbeny para replicar a los antisistema

3 min

Mientras el independentismo más radical tilda de colonos a quienes no comulgan con esta ideología, el revisionismo secesionista reivindica al personaje que da nombre a ese término, utilizado despectivamente a Cristóbal Colón. Y lo hace ante los ataques de la CUP, que pide derribar el emblemático monumento al conquistador situado ante el puerto de Barcelona, en el contexto de las movilizaciones contra la esclavitud y el colonialismo #BlackLivesMattters que han tenido lugar tras la muerte de George Floyd a manos de la policía. El lío es, nunca mejor dicho, monumental.

El Institut Nova Història (INC), conocido por reivindicar la catalanidad de Colón, Santa Teresa de Jesús, Leonardo da Vinci o Cervantes, por poner algunos ejemplos, ha recuperado un artículo de su fundador, Jordi Bilbeny, para responder a las críticas de los cupaires. En el mismo, se asegura que "Colón no fue esclavista, sino que luchó con todas sus fuerzas para evitar que los indígenas fueran esclavizados y, por el contrario, trabajó hasta la extenuación para que fueran tratados como súbditos de los reyes, con los mismos derechos que los catalanes".

El fundador del Institut Nova Història, Jordi Bilbeny, conocido por difundir la teoría de que Colón era catalán / INH
El fundador del Institut Nova Història, Jordi Bilbeny, conocido por difundir la teoría de que Colón era catalán / INH

Porque, según insiste Bilbeny, el navegante "y los primeros descubridores de América eran catalanes". "¿Se quiere convertir en un símbolo de criminalidad y esclavismo un hombre que luchó por las libertades y la justicia de Cataluña, que puso su vida en peligro guerreando más de diez años contra Juan II, que le fueron confiscados los bienes, que tuvo que vivir en el exilio por razón de su actitud revolucionaria?", se pregunta.

Para el investigador, "el debate sobre el monumento de Colon debería ser la gran oportunidad de los catalanes de hoy para derribar la desinformación, el dogma y el lavado de cerebro y preservar, más allá de toda intoxicación y uniformización inquisitorial y estatal, la información, la luz, las ideas y el pensamiento".

Bilbeny ha encontrado en dirigentes políticos como Laura Borràs y Jordi Puigneró, así como en el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, a entusiastas defensores de sus tesis. Incluso ha recibido subvenciones públicas por defenderlas.