Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Pujol Soley, expresidente de la Generalitat / EFE

Pujol pondría la mano en el fuego "por la mayoría" de su familia

El expresidente catalán asegura ser víctima de "una persecución política" que le ha colocado en "una situación penosa", y niega ser independentista

2 min

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha afirmado este viernes que no es corrupto y ha añadido: "Por la gran mayoría de mi familia sí que pondría la mano en el fuego" "Ni yo ni en general mis hijos han prevaricado ni nada de esto", ha añadido en una entrevista de Ser Catalunya, donde se ha referido a las investigaciones judiciales sobre el supuesto fraude a Hacienda. El propio veterano convergente destapó en una confesión pública en 2014 que había tenido cuentas ocultas en el extranjero.

Pujol ha asegurado ser víctima de una "persecución política" que le ha colocado en una "situación penosa". Por ello, el fundador  de CDC ha hecho gala de su fe religiosa: "Hay que tener paciencia. En momentos difíciles, y yo vivo uno, hay que tener fortaleza. Nos lo explicaba el catecismo. Y también tengo esperanza. Si la pierdo, moriré"

También ha asegurado que desde los 14 años ha sido nacionalista: "No he sido independentista. Sé perfectamente, como conozco historia, que Rusia y España se parecen. Cuando yo estaba en CDC y venían muchachos jóvenes con la estelada, les decía que nuestra bandera es la cuatribarrada". Ha precisado que en Convergència eran "defensores" de la nación catalana, pero dentro del Estado. "La idea de que España es un país poco importante no la he tenido nunca. Lo que ocurre es que es un país que trata de ahogar lo que tiene al lado",