Menú Buscar
El presidente catalán, Quim Torra, y la vicepresidenta, Elsa Artadi, en la presentación de la Crida Nacional per la República / CRIDA

Puigdemont asegura que ha unido 9.500 personas a La Crida

Quim Torra y Elsa Artadi se convierten en los principales representantes del partido político que impulsa el expresidente catalán

27.10.2018 19:47 h.
3 min

Carles Puigdemont ha asegurado este sábado que su Crida Nacional per la República ha conseguido sumar a 9.500 fundadores. Es decir, a los independentistas que se han querido sumar a la puesta en marcha de un movimiento que se ha presentado en Manresa (Barcelona) y han desembolsado las primeras cuotas.

Antes de iniciar el acto oficial, con la conveniente conexión desde Waterloo para propiciar la intervención del expresidente de la Generalitat, los promotores aseguran que la cifra de movilizados asciende hasta las 51.000 personas si se cuentan los adheridos.

Torra y Artadi

El sucesor de Puigdemont en el cargo, Quim Torra, y la actual vicepresidenta de la Generalitat, Elsa Artadi, han sido las caras más conocidas de la convención fundacional. Segurián la presentación del movimiento desde una carpa que se ha habilitado en el exterior junto al millar de personas que se han quedado fuera del pabellón Nou Congost de Manresa elegido para celebrar el acto.

Es la segunda ocasión en el día que un acto político en Cataluña cuelga el cartel de completo y deja gente fuera. Ciudadanos ha vivido una situación similar al mediodía en su celebración del primer aniversario del 8-O, la movilización que unió a todas las fuerzas contrarias al independentismo, en Reus.

Unidad fallida

Los impulsores de este nuevo partido, cuyos trámites legales ya se han iniciado, aseguran que se disolverá cuando sea efectiva la república catalana. Puigdemont ha asegurado que pretende que la Crida sea un espacio de unidad de todo el independentismo, pero por ahora ya ha recibido el portazo de ERC y la CUP. PDeCAT tampoco se ha sumado a la plataforma, por lo que no se descarta que se queden como dos partidos.

El gran objetivo de este sábado de los fieles de Puigdemont es demostrar su músculo. Se ha intentado rodear del mayor número de alcaldes y otros representantes políticos del mundo local, además de los diputados que le son más fieles con una ausencia destacada. La consejera de Cultura, Laura Borràs, ha optado por ir a los Premios Octubre que se entregan en Valencia, una galardón que reivindica la cultura catalana en esa comunidad y que suele tener un sesgo independentista destacado.

Sí que han apoyado a Puigdemont el consejero del Interior, Miquel Buch, y los responsables de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet; Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón; y Políticas Digitales, Jordi Puigneró. Los propuestos por PDeCAT. Así como la número dos de los neoconvergentes, la diputada en el Congreso Míriam Nogueras; el economista Xavier Sala-i-Martin, el politólogo Ramon Cotarelo y la exdirigente del PSC Marina Geli, que dejó el partido al unirse al movimiento independentista.