Menú Buscar
Los 'consellers' Meritxell Budó y Damià Calvet / EP

La portavoz del Govern: "La represión ha hecho que se retrase la independencia"

Meritxell Budó asegura que "nadie ha renunciado" a la república catalana, al tiempo que pide la nulidad del juicio del 1-O y la liberación de los presos

Gerard Mateo
3 min

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, afirma que la "represión" ha retrasado la independencia de Cataluña. Así ha respondido cuando le han recordado que, en 2015, el secesionismo prometió que la separación de España se ejecutaría en 18 meses.

Budó, que ha comparecido ante los medios junto al conseller de Territori, Damià Calvet, para dar cuenta de los acuerdos del último Consell Executiu del 2019, ha añadido que "la represión ha provocado lo que ha provocado", esto es, "que todo se haya retrasado" (en referencia a la independencia): "Seguimos pensando, defendiendo y queriendo que Cataluña sea independiente en forma de república; nadie ha renunciado a lo que se quiere".

Exige la nulidad del juicio del 1-O

Preguntada sobre la inmunidad que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) le ha reconocido al líder de ERC, Oriol Junqueras, desde su proclamación como eurodiputado y sobre los movimientos que espera ahora en forma de gestos de la Abogacía del Estado a este respecto, ha expuesto que "la justicia española se desmarca de la europea".

En la misma línea, Budó ha expresado que "el president Puigdemont y el conseller Comín tenían derecho a presentarse a las elecciones europeas, tenían todo el derecho a recoger las actas de diputados y la justicia europea se lo ha permitido". "Pensamos que legalmente, y a través de la justicia europea, volveremos a ganar". Así, exige la liberación inmediata de Junqueras y la nulidad del juicio del procés.

El lenguaje del independentismo: "Un conflicto político"

En este contexto, ¿se puede investir a Sánchez? La portavoz del Govern ha escurrido el bulto una vez más y ha recordado que no es una cuestión que corresponda al Ejecutivo autonómico, sino que "está en manos de los partidos".

Finalmente, ha reiterado que el Govern mantiene la propuesta de diálogo con el Gobierno "del Estado español" para "resolver políticamente un conflicto político", un vocabulario que ya ha asumido el PSOE en las reuniones que mantiene con ERC para lograr la investidura de Pedro Sánchez.