Menú Buscar
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en una imagen de archivo, no reeditarán la lista única el 21D / EFE

PDeCAT y ERC se acusan mutuamente del fracaso de la lista única

Carles Puigdemont no ha logrado, a pesar de su despliegue mediático en Bélgica, que Oriol Junqueras acepte la candidatura de país

3 min

La precampaña del 21D arranca con PDeCAT y ERC a la greña. Ambas formaciones independentistas se acusan mutuamente de la fallida candidatura unitaria. A pesar del despliegue mediático que ha acompañado a Carles Puigdemont en su aventura belga, el expresidente no ha logrado convencer al líder republicano, Oriol Junqueras --que dirige la campaña electoral de los suyos desde la cárcel--, de la reedición de Junts pel Sí. ERC puso como condición que ese gran pacto incluyera a otras formaciones secesionistas como la CUP. Algo que los convergentes no podían aceptar.

Pese a ello, PDeCAT culpa exclusivamente del fracaso de la lista conjunta a ERC pues, según afirman fuentes internas, el mandato del consell polític de la CUP se basaba en explorar todas las opciones, incluso la lista unitaria. “Por ello propusimos un preacuerdo con ERC de registrar una coalición, con la intención de que nuestra militancia pudiera votarla el domingo”, explican a Crónica Global. Sin embargo, el lunes por la noche, en una reunión entre los ya exsocios de gobierno, los republicanos descartaron esa opción: "Y nos exigieron una respuesta inmediata, sin pasar por nuestra asamblea".

Nadie preveía incluir a PDeCAT

PDeCAT asegura haber presentado cuatro opciones después de que ERC les dijera que "no". Por el contrario, los republicanos afirman que ni las listas de la CUP contemplaban la confluencia con PDeCAT ni los convergentes preveían presentarse junto a los antisistema. Por tanto, según fuentes republicanas "las listas no eran unitarias de verdad".

En este sentido, el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha asegurado que su partido siempre ha defendido formar una candidatura unitaria de amplio espectro que vaya desde el PDeCAT y Demòcrates hasta la CUP y ERC, porque, a su juicio, la coalición de Junts pel Sí "se ha quedado pequeña". Sin embargo "no todas las partes lo querían", dice Sabrià.

Ante la imposibilidad de un acuerdo para incluir a antisistema y convergentes en una misma lista "sólo queda la opción de hacer el frente común programático" en el que se hagan visibles "la defensa de las instituciones, la amnistía de los presos y la república catalana".

Finalmente, los convergentes han registrado la marca Partit Demòcrata-Pacte Democràtic (PDeCAT-PACTE). Esta formación "ha querido presentarse en coalición con el fin de poder incorporar a sus listas de asociados personas independientes y así conformar una lista amplia y ganadora", ha explicado en un comunicado. Por su parte, ERC y Catalunya Sí forman la coalición denominada Esquerra Republicana-Catalunya Sí, con las siglas ERC-CatSí.