Menú Buscar
El consejo nacional del PDeCAT avala con el 85% la propuesta de "transitar" hacia JxCat / EUROPAPRESS

El PDeCAT acepta subyugarse a Puigdemont por un 85% de los votos

La formación postconvergente aprueba integrarse en JxCat con una "estructura única" liderada por el prófugo, sin especificar cómo

4 min

El consejo nacional del PDeCAT ha avalado con un 85,85% de votos favorables la propuesta de la dirección de no disolverse, pero "transitar" hacia un espacio más amplio bajo la marca de JxCat con una "única estructura" de partido bajo el liderazgo del expresidente de la Generalitat fugado, Carles Puigdemont.

La reunión, celebrada este sábado en Barcelona, han contado con la asistencia de 212 consejeros nacionales, y en ella se ha avalado la propuesta hecha pública el viernes por la dirección del partido encabezado por David Bonvehí, tras un proceso participativo interno con la militancia para abordar la reordenación del espacio posconvergente.

Bonvehí no concretó ayer cómo se llevará a cabo la integración, ya que se deberá negociar con JxCat, pero subrayó que la disolución del PDeCAT "no está sobre la mesa" en estos momentos.

"JxCat no se entiende sin el PDeCAT"

Ya en el cónclave de este sábado, ha explicado que "JxCat es un proyecto que va más allá del PDeCAT, pero no se puede entender JxCat sin el PDeCAT. Con esta premisa de suma, a partir de mañana empezamos este trabajo", ha subrayado.

Según Bonvehí, existen diferentes fórmulas para transitar hacia JxCat, que tampoco ha concretado. Y ha asegurado que afrontan este reto con los otros actores de este espacio político postconvergente: JxCat y la Crida Nacional per la República.

De los 212 votos emitidos, el 85,85% ha apoyado la propuesta de la dirección (182 votos), el 0,94% ha votado en contra (solo dos votos), y el 13,21% restante ha votado en blanco (28).

Protestas y falta de concreción

Durante el cónclave, no obstante, se han producido quejas del territorio por el proceso interno llevado a cabo por la dirección del partido. Y también por esa conclusión de "transitar" hacia JxCat, al no concretarse cómo se hará, asegurando que hasta Bonvehí ha admitido que no queda claro hacia donde van.

"Ha habido quejas por las formas y el ritmo que se ha impuesto", han destacado diversos miembros del Consell Nacional, teniendo en cuenta que los miembros del Consell Nacional recibieron el viernes el resumen elaborado por la ejecutiva del PDeCAT del proceso interno, en el que han participado 1.500 personas y 58 asambleas comarcales, y el acuerdo que han votado este sábado.

Por ello, diversas intervenciones han pedido no someter a votación este sábado el acuerdo de la dirección para "ganar tiempo" porque, además, entienden que no precisa cómo avanzar hacia JxCat, y por ello piden más concreción.

Batet, con el prófugo

Sin embargo, dirigentes del PDeCAT como Albert Batet han pedido votar por aclamación las conclusiones del proceso interno, y ha habido diputados que han intervenido abiertamente en defensa de la cúpula y para pedir que se avalara la propuesta de la dirección.

También han tomado la palabra diversos partidarios del manifiesto que pide una asamblea extraordinaria lo antes posible para integrar el PDeCAT en un nuevo partido bajo la marca de JxCat, y todo en ello en un debate de más de dos horas con intervenciones por parte de defensores de la dirección y críticos "a partes iguales", apuntan otras fuentes.