Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de los Mossos d'Esquadra hablan con otros tres de la Policía Nacional durante el referéndum del 1-O / EFE

Los Mossos recibieron órdenes de no intervenir durante las cargas del 1-O

Unos audios de la jornada desvelan que las instrucciones que tenían los agentes de la policía catalana eran “auxiliar a los heridos y dar consejo”

4 min

Los agentes de los Mossos d’Esquadra que acudieron a los colegios electorales el 1-O recibieron órdenes de no intervenir durante las cargas de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Unas grabaciones internas que han sido publicadas este miércoles por La Vanguardia desvelan que las instrucciones que recibieron en esos momentos fueron de “en caso de cargas del Cuerpo Nacional de Policía, nuestra tarea es auxiliar a los heridos y dar consejo a las personas que se encuentren en las inmediaciones”.

En los primeros audios, de entre las 6.30 y las 9.00 horas, se oye a los mossos desplazados a varios colegios de Barcelona que describen la situación como “concentraciones pacíficas”. Los agentes de la policía catalana destacan que hay “mucha gente” y que por esta razón no pueden acceder a los recintos habilitados para la votación, que el Tribunal Constitucional había suspendido.

Las urnas y las primeras cargas

Con la llegada de las urnas, los agentes continúan con su relato y repiten en numerosas ocasiones que los “concentrados no nos dejan entrar; no podemos identificar a nadie”. Los mossos lo atribuyen en todo momento a la cantidad de gente concentrada ante las puertas de los colegios. Las instrucciones en ese momento son: “Que nadie se ponga el casco. El casco, fuera de la cabeza”.

Con las urnas, llegan las primeras furgonetas de la Policía Nacional, que cogen por sorpresa a los agentes de la policía catalana. “El CNP antidisturbios se está acercando a la Barceloneta”, se oye a uno de los agentes. “Están cargando contra todos”, grita otro, situado en una escuela del paseo Marítimo de la Barceloneta. “Están empezando a sacar la gente por la fuerza de la puerta”, informan.

Los heridos

Algunos mossos piden ambulancias para los heridos. Describen que hay un hombre de unos 80 años al que le han pisado la mano y dice que le duele mucho. “Ya pueden ir pidiendo unas ambulancias, porque eso no va a acabar bien”, dice uno de los agentes sobre las 10.00 horas. Otros comunican que la noticia de las cargas se ha difundido por los colegios barceloneses y que los concentrados empiezan a cortar calles con contenedores a la espera de que llegue la Policía Nacional.

La actuación de los Mossos d’Esquadra durante el referéndum del 1-O, cuya celebración tenían órdenes de impedir, está siendo investigada por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. En este sentido, están imputados el entonces mayor del cuerpo, Josep Lluís Trapero, y el exconsejero del Interior Joaquim Forn, en prisión preventiva desde principios de noviembre.

El coronel de la Guardia Civil encargado de coordinar la labor de la Benemérita, la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra, Diego Pérez de los Cobos, aseguró que la policía catalana incumplió las órdenes judiciales. Forn, en cambio, acusó al alto mando de dejar de lado a los Mossos y suspender las tres reuniones para coordinar la actuación previstas para el 1 de octubre.