Menú Buscar
Mensajes de la Guardia Urbana sobre los cortes de la Meridiana / CG

Malestar en la Guardia Urbana por el corte de la Meridiana

Los agentes exigen a los mandos que movilicen a los antidisturbios ante la violencia y el "riesgo de enfrentamiento civil" en Barcelona

5 min

Malestar en el seno de la Guardia Urbana de Barcelona por el corte diario de la avenida Meridiana por parte de independentistas. Agentes del cuerpo de seguridad exigieron ayer el despliegue de la unidad de antidisturbios en el bloqueo diario de la arteria rodada. Argumentaron ante sus mandos los episodios violentos vividos en los últimos días y el hartazgo vecinal, que conlleva riesgo real de "enfrentamiento civil".

Así lo explicaron a este medio agentes adscritos a la Unidad Territorial (UT) 9 de la Urbana, que corresponde al distrito de Sant Andreu de la Ciudad Condal. "Tras el intento de atropello del lunes y la pelea del martes, la situación está en plena ebullición. Los manifestantes son cada vez más violentos: empiezan a ir encapuchados, a portar objetos contundentes y a acometer contra la fuerza pública", lamentan. También detecta la Guardia Urbana una actitud más agresiva en algunos vecinos y conductores. "Empiezan a estar hartos y se enzarzan con los manifestantes. Hay riesgo real de enfrentamiento civil y daños contra las personas y bienes", agregaron los funcionarios consultados.

Sindicatos: "Hay que intervenir ya"

Consultado por este malestar interno en el cuerpo de seguridad, el portavoz de administración pública de CSIF, Eugenio Zambrano, ha confirmado que "hay hartazgo" en la Guardia Urbana de Barcelona. "Se ha hablado de dejación de funciones con el corte de la avenida Meridiana por parte del Gobierno catalán. Pero es que también la está empezando a haber por parte del ayuntamiento. Porque no está protegiendo a los vecinos y tampoco a los agentes de policía", ha alertado el representante sindical.

Zambrano ha avalado la tesis de que algunos manifestantes "se han abalanzado contra funcionarios en los últimos días", cuando se produjo un intento de atropello y una pelea en el corte independentista. "Los compañeros trataron de restablecer el orden, pero fueron recibidos de forma muy hostil. Se les llegaron a lanzar objetos contundentes", ha revelado. Desde su punto de vista, el ejecutivo local de Barcelona en Comú y el PSC tiene fórmulas para proteger a los agentes. "Dispone de la Unidad de Refuerzo para las Emergencias y la Proximidad (UREP), la antigua USP (Unidad de Apoyo Policial por sus siglas en catalán). Son hombres y mujeres con, entre otras, formación y recursos en orden público", ha recordado. ¿Por qué no se les desplega? "Porque los mandos se niegan", ha apostillado el también agente.

Momento de la detención del conductor que intentó atropellar a algunos concentrados de la Meridiana / TWITTER

Permiso de Interior hasta el viernes

Los independentistas cumplieron ayer 136 días consecutivos cortando la avenida Meridiana de Barcelona, una de las principales entradas a la ciudad. Los bloqueos diarios durante dos horas han generado pérdidas de hasta el 40% en los comercios locales. Ante esta situación, la agrupación de botiguers Fundació Barcelona Comerç trató de negociar con el consejero catalán de Interior, Miquel Buch, y la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie; esta entidad es la que comunicó a las autoridades la realización de la polémica protesta. No obstante, los comerciantes recibieron un portazo de los dos: Buch y Paluzie.

De hecho, durante los más de cuatro meses consecutivos de corte de tráfico, el Govern ha contemporizado con los CDR que interrumpen la circulación. Los Mossos d'Esquadra no han intervenido, pese a que los secesionistas han celebrado barbacoas, incluso conciertos, en plena calzada. Ello ha provocado hasta tres quejas al Ejecutivo catalán del teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle. Ahora, no obstante, los agentes de la Guardia Urbana le piden al concejal más proactividad para evitar males mayores.