Menú Buscar
Una manifestación independentista en Barcelona con la presencia de médicos esta semana / CCD

Médicos catalanes denuncian "miedo" y exigen neutralidad a las instituciones

Los sanitarios alertan de "presiones" para apoyar la huelga independentista del viernes; Simecat y el Grup Neutralitat piden "evitar los posicionamientos ideológicos"

3 min

Médicos catalanes no nacionalistas denuncian "miedo" ante la situación de la sanidad pública autonómica. Sanitarios de a pie de grandes hospitales alertan de "presiones" para apoyar la huelga independentista del viernes, 18 de octubre. Coincide su queja con la exigencia del sindicato Simecat y el Grupo Neutralitat del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) de "neutralidad" a las instituciones y asociaciones profesionales.

Facultativos de ciudades sanitarias del Instituto Catalán de Sanidad (ICS) advierten del "clima de miedo" que están creando los sindicatos secesionistas en connivencia con la Generalitat de Cataluña. Ocurre, por ejemplo, con el paro de país convocado por Intersindical e IAC el viernes. Aseguran de que "no se garantizan los servicios mínimos", lo que está forzando a muchos profesionales a plantearse no acudir a su puesto de trabajo por esta maniobra.

Simecat pide evitar "pronunciamientos"...

Coincide la alerta lanzada por médicos no nacionalistas en Cataluña con el posicionamiento de Simecat. La agrupación no independentista criticó ayer los "pronunciamientos y actitudes de centros hospitalarios y autoridades e instituciones sanitarias" contra la sentencia del procés y los presos separatistas. Según la entidad dirigida por el doctor Álex Ramos, éstos "llaman al enfrentamiento y la división".

Simecat insiste en que urge "recuperar la convivencia en Cataluña, pero sólo en un espacio de respeto a la ley". Considera la misma fuente que "es obligación de los médicos sanar heridas y no ahondar las existentes".

...y Grup Neutralitat llama a capítulo al COMB

Por su parte, el Grupo Neutralitat Col·legi de Metges 14-O ha insistido en la necesidad de que el Colegio --al cual es obligatoria la afiliación-- se aleje de "los pronunciamientos de cariz ideológico que son ajenos a su cometido fundamental". Ello es necesario "cuando lo que se cuestiona en dichos comunicados son los fundamentos de nuestro Estado de Derecho".

El mensaje, dirigido a las instituciones asistenciales, colegiales y académicas, emplaza a no expresar pareceres que "no reflejan el parecer unánime de sus miembros". Según el Grup Neutralitat, es necesario que los gestores y cargos de estas instancias "estén a la altura de las circunstancias y que se cuestionen si determinadas actitudes, comunicados y posicionamientos fomentan la concordia o la discordia".