Menú Buscar
El PDeCAT intenta a la desesperada frenar a Puigdemont

Mas rechaza la investidura de Puigdemont

El expresidente autonómico cree que conllevaría "procesos penales contra más personas" y pide paciencia y "mucha inteligencia política"

3 min

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha descartado intentar investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat porque "conllevaría abrir procesos penales contra más personas".

En una entrevista en RAC1, el dirigente nacionalista ha señalado que el independentismo tiene que valorar si en este momento investir a Puigdemont "vale la pena después de tener tanta gente fuera del país o no hace falta, y hay que rearmar las fuerzas y tirar adelante".

"Paciencia e inteligencia política"

Mas ha defendido que Puigdemont tiene "toda la legitimidad" para ser investido pero ha advertido de que, en ocasiones, "la legitimidad no se acaba imponiendo a corto plazo".

Por ello, ha considerado que formar un Govern podría ayudar a "reclamar más justicia y más legitimidad" y serviría para "plantar cara" mejor con "constancia, paciencia y mucha inteligencia política". "Se tiene que combatir, pero con la fuerza que tenemos", ha añadido.

El 1-O, una "enorme victoria política"

Preguntado por el referéndum independentista ilegal del 1-O el día que hace seis meses de su celebración, Mas ha destacado que fue "una enorme victoria política" pese a que no ha conllevado ganancias directas a corto plazo.

También ha explicado que no pensaba que "la actuación sería de esta radicalidad y visceralidad por parte del Estado español", y ha criticado que, a su juicio, no hubo negociación porque el Gobierno no quiso dialogar.

Tres meses sin hablarse

Finalmente, Mas ha explicado que no habla con Puigdemont desde que coincidió con él en la manifestación en Bruselas en diciembre pasado.

El exlíder de CiU ha justificado la falta de contacto, en parte, porque hay un problema de seguridad en las comunicaciones pero también porque no se ha creído necesario que se desplazara a Bélgica a hablar con él con posterioridad, antes de su detención en Alemania el pasado domingo 25 de marzo.