Menú Buscar
Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural y Jordi Sànchez, líder de la ANC, 'los Jordis', camino de la Audiencia Nacional / EFE

Así bajaron la cabeza 'los Jordis' ante el juez Pablo Llarena

Los activistas independentistas rechazaron la vía unilateral hacia la independencia, un referéndum no pactado y "acataron el ordenamiento jurídico vigente"

15.10.2018 10:28 h.
4 min

Los Jordis bajaron la cabeza ante el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural y Jordi Sànchez, presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), renunciaron explícitamente a la vía unilateral, descartaron un referéndum de independencia no pactado y "acataron el ordenamiento jurídico vigente" durante su declaración ante el magistrado que instruye la causa del macroproceso por el desafío secesionista de 2017.

Según los audios de dos rondas de declaraciones en diciembre de 2017 y enero de este año que ha dado a conocer la agencia ACN, y que coinciden con el primer aniversario del encarcelamiento de los dos líderes secesionistas, ambos dejaron claro que no abogan por otro referéndum unilateral de secesión en Cataluña, como el que intentó el Gobierno catalán en 2017. También aseguraron ante el juez que son detractores de la vía unilateral a la secesión.

Sànchez: "Nadie me avisó"

En uno de los audios, Jordi Cuixart, quien aseguró recientemente que no pactará una pena de prisión mínima con la Fiscalía, aseguró ante Pablo Llarena que “convocando un referéndum no se consigue un referéndum pactado". Agregó el también presidente de Òmnium Cultural que los independentistas no podrán realizar una consulta vinculante de separación si antes no la pactan con el Gobierno.

Por su parte, Jordi Sànchez, dirigente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), argumentó que "únicamente la vía dialogada" servirá como solución al "conflicto político" en Cataluña. En el terreno de cuestiones legales, Sànchez defendió ante el juez instructor que "nunca, nunca, nunca nos llegó ningúna advertencia ni ninguna prohibición de ningún juzgado ni de ninguna fiscalía" de que el referéndum del 1-O era delito.

Nadie quiere la vía unilateral

Los dos dirigentes de la sociedad pseudocivil, actualmente en prisión preventiva acusados de sedición por el asedio a una comitiva judicial ante la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, se alejaron claramente de la ruptura unilateral con el Estado. Hizo hincapié en ello Jordi Sànchez, quien aseguró que "hacía tiempo" que había criticado la vía no pactada hacia la secesión catalana y que rechazó la declaración unilateral de independencia (DUI) fallida del 27 de octubre de 2017. También recordó Sànchez que el partido del que era diputado a distancia, Junts per Catalunya (JxCAT), no llevaba la separación unilateral en su programa electoral.

Por su parte, Jordi Cuixart también descartó la vía unilateral a la secesión ante el magistrado del Tribunal Supremo el 1 de diciembre de 2017. Subrayó el ahora acusado que "no daría apoyo a una declaración unilateral de independencia" si ésta no se producía "en el marco de un acuerdo con el Estado". Llegarían a dicha entente el Gobierno y el Govern de la Generalitat de Cataluña.