Menú Buscar
Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural / CG

El negocio del activista Cuixart vuelve a los beneficios

Las ventas de Aranow Packaging Machinery caen por la pérdida de clientes en España

01.10.2018 00:00 h.
4 min

Jordi Cuixart, presidente de la hipersubvencionada organización Òmnium Cultural, está entre rejas desde octubre pasado, acusado de un delito de sedición por su participación estelar en las algaradas que se produjeron el 20 de septiembre de 2017 ante la Consejería de Economía, en la barcelonesa Rambla de Catalunya esquina Gran Via. En aquellos sucesos, una turba formada por 40.000 personas destrozó tres vehículos de la Guardia Civil aparcados frente al edificio público.

Debido a su estancia en el penal, si quiera sea temporalmente, Jordi Cuixart ya no se puede ocupar de la gestión de la empresa de su propiedad Aranow Packaging Machinery. Las instalaciones radican en Sentmenat, un municipio ubicado a cuarenta kilómetros al norte de Barcelona. En realidad, Cuixart cesó de administrador único de Aranow unos meses antes, a comienzos de 2017, para dedicarse en cuerpo y alma a ejercer de agitador del procés.

Testaferros

Desde entonces del día a día se encargan dos socios suyos, Jan Molina Guardia y Carlos Obradors Guerrero, que ocupan los cargos de administradores solidarios. Los dos son accionistas minoritarios.

Pese a la condición de presidiario de Cuixart, su negocio no se ha resentido excesivamente. Las ventas bajan, pero los resultados han vuelto a la senda de las ganancias. Según las cuentas de la firma, en 2017 la facturación cayó de 6,3 a 5,5 millones. El posible boicot de sus clientes españoles no le afecta, dado que el grueso del negocio proviene del extranjero. Con todo, la aportación del mercado interior se redujo y pasó del 6,5% al 4% de su cifra de negocio.

De pérdidas a beneficios

Los gastos por aprovisionamiento cayeron de 3,2 a 2,2 millones. También bajó el coste de la plantilla, por la reducción del número de empleados de 55 a 45 personas.

Gracias a estos dos factores, el resultado de explotación cambia de signo, de 90.000 euros negativos a 158.000 positivos. El último epígrafe de las cuentas experimenta un viraje similar, de 116.000 euros de pérdida a 88.000 de beneficio. Este se aplica a enjugar saldos deficitarios arrastrados en los balances de años anteriores.

Vencimientos

Jordi Cuixart Navarro, de padre catalán y madre murciana, es un furibundo independentista declarado, pero a la hora de buscar financiación no hay ideología que valga.

Así, no ha tenido el menor inconveniente en solicitar créditos a los españolísimos bancos Sabadell, Caixabank, BBVA, Bankinter y Santander. Este año Aranow podría registrar alguna que otra tensión de tesorería pues afronta vencimientos y pagos por importe de 3,4 millones.

Internacionalización

Aranow, con sede en Sentmenat, se dedica al diseño y fabricación de equipos y maquinaria para envasado de film flexible, destinado a las industrias de alimentación y bebidas, láctea, farmacéutica y cosmética.

En el informe de gestión, los dos comisionados de Cuixart destacan que Aranow ha seguido apostando por la investigación y desarrollo para aumentar su nivel tecnológico. También resaltan la diversificación geográfica de las actividades. “La fuerte presencia internacional de la compañía posibilita la independencia del mercado nacional y continúa siendo la vía de crecimiento para los próximos años”, concluyen.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información