Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (ERC), Laura Borràs (JxCat) y Quim Torra / EUROPA PRESS

Así se prepara JxCat para perder el Govern pero mantener el control

Los neoconvergentes utilizan convocatorias de cargos de libre designación con sueldos de hasta 80.000 euros y la promoción interna para torpedear un hipotético gobierno de ERC

4 min

Son movimientos sutiles, administrados con cuentagotas, pero tan efectivos que permitirán a Junts per Catalunya (JxCat) mantener el control del Govern aunque pierda las elecciones catalanas del 14F. Las convocatorias de cargos de libre designación que aparecen periódicamente en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) permiten a los neoconvergentes blindarse en los máximos puestos de direcciones generales. El sistema es simple: un simulacro de selección de personal para que personas que llevan años ocupando esos cargos al servicio de este partido de forma provisional consoliden la plaza. El último ejemplo es reciente: 13 puestos de libre designación en la Consejería de Interior.

Un alto funcionario explica para Crónica Global ese mecanismo que siempre utilizó CDC y que ahora han hecho suyos sus herederos ante la posibilidad de que ERC gane las elecciones. Joan Canadell apuntó esa posibilidad, quizá de forma subliminal, cuando aseguró ayer que, en el caso de convertirse en diputado en la oposición, desearía mantener un cargo en la Cámara de Comercio de Barcelona.

¿Por qué ahora?

“¿Por qué precisamente ahora convocan esas plazas? Porque así se aseguran que indistintamente de quien gane las elecciones el 14 de febrero, quien ponga a esos 13 señores y señoras en los máximos puestos, tendrá sí o sí el control de toda la dirección general”, explican los mismos interlocutores. Se refiere a la convocatoria, publicada el pasado 4 de noviembre en el DOGC, para 13 puestos de trabajo en la Dirección General de Emergencias, Extinción de Incendios y Salvamento. “Todos los puestos se convocan por libre designación, lo que traducido quiere decir a dedo. Cierto es que en esa resolución se hace un simulacro de selección de personal, pero no hay duda de que ni uno solo de los actuales ocupantes de esos puestos lo va a perder”, añade.

Se trata de puestos de subdirector y de jefes de las distintas regiones de emergencias de bomberos y de protección civil. “Al director general entrante no le queda otra que comérselos y trabajar con ellos, o bien doblar esos puestos (como acostumbra a ser habitual), poner a su gente de confianza, y así disparar el gasto en materia de personal a cargo del contribuyente. Si es del mismo color político no hay problema, pero en caso de no serlo lo tiene francamente mal”, asegura este funcionario.

Sueldos de entre 55.000 y 80.000 euros

Esto mismo ocurre en las direcciones generales de otras consejerías, asegura: mantener el control, aunque el 14F se pierda el poder. “Al mismo tiempo se garantizan los salarios de aquellos adeptos del partido que podrían quedarse con un salario de funcionario, puesto que todos esos puestos van de los 55.000 a les 80.000 euros anuales”, remata. 

Tal como publicó Crónica Global, JxCat aprovecha al máximo la estructura funcionarial implantada por Jordi Pujol para consolidar su élite funcionarial. La vía más sencilla, la que siempre han utilizado los convergentes antes de un cambio de gobierno, es la promoción interna. Si revalidan la presidencia de la Generalitat, ya tienen la estructura administrativa a su servicio. Y en caso de derrota, podrán hacerle la vida imposible al ganador. ERC, que ahora ejerce la presidencia en funciones en plena pandemia, sufre ya ese sottogoverno convergente.

Destacadas en Política