Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Crida Nacional per la República, Jordi Sánchez / EP

Jordi Sànchez: "Hay un poder superior que quiso castigarnos a nosotros y a Rajoy"

El presidente de la Crida habla de una teoría de la conspiración con un 'deep state' que gobierna realmente España y los condenó en un "movimiento judicial-político"

6 min

El actual presidente de la Crida Nacional per la República, Jordi Sánchez, afirma que en España hay "un poder superior a Moncloa" que es quien dirige realmente el estado español "esté quien esté en el Gobierno". Un poder que decretó el ingreso en prisión de los políticos independentistas para "castigarnos a nosotros y a Rajoy".

El expresidente de la ANC asegura saber que "el Gobierno de Mariano Rajoy no quería que entráramos", pero que hay un verdadero poder, un "estado profundo más allá de la constitución y los derechos humanos", formado por "Estado, Fiscalía y el Consejo General del poder judicial" que los condenó en un "movimiento judicial-político".

Nuevo permiso de 48 horas

Jordi Sánchez ha disfrutado de un nuevo permiso penitenciario de 48 horas que le ha permitido disfrutar de la verbena de Sant Joan por primera vez en dos años. Aprovechando sus últimas horas de libertad, ha pasado por los micrófonos de RAC1 y ha sido entrevistado por Jordi Basté en El món a RAC1.

Al ser preguntado por su situación actual y la posibilidad de recibir amnistía por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, el presidente de la Crida dicho asumir la prisión como "una causa política que PSOE y los demás sabían perfectamente". De hecho, dice tener "elementos que me lo permiten afirmar", incluso podría demostrar que "ni siquiera el Gobierno de Rajoy quería que entráramos".

La teoría conspirativa de Sánchez

Sánchez afirma que España está gobernada por un "estado profundo" o deep state que "va más allá de la constitución y los derechos humanos". Precisamente, afirma, son aquellos "que se ríen cuando piden nuestra puesta en libertad por derechos humanos".

Para el político preso, es un triángulo de poderes ejecutivos compuesto por "Estado, Fiscalía y el Consejo General del poder judicial". Para Sánchez, "está claro visto el discurso del Rey del 3-O que el Estado es la corona", y en la justicia está el Tribunal Supremo. Algo que espera poder demostrar "algún día". "Moncloa está al margen del poder esté quien esté en el Gobierno", ha afirmado.

La situación de los presos 'indepes'

"Lo llevo bien. Todos lo llevamos bien", ha asegurado Sánchez a Basté al ser preguntado por los políticos presos. Una situación que no prevé que cambie a pesar de los intentos realizados. "Me hice expectativas dos veces de que iba a salir. El primero, cuando Llarena debía resolver las peticiones de libertad que hicimos el día que empezaba la campaña electoral, que decían que cuatro iban a entrar y el resto saldría. Yo creía que era uno de los que ganaban, pero vi que me quedaba".

El segundo, tras una entrevista en El Matí de Catalunya Ràdio, cuando Alba Vergés afirmó que trabajaban para que los políticos independentistas pasaran la cuarentena por el coronavirus en sus casas. "Hice lo peor que se podía hacer: me hice la bolsa para salir de prisión. Incluso me hicieron protocolo de salida, pero no salimos porque no estábamos en tercer grado y en segundo no se puede, no tienen anclaje legal". Sobre el no cumplimiento de la promesa de Vergés, Sánchez opina que "no creo que mintiera. Querían evitar el tercer grado para esquivar al Supremo, pero los hubieran denunciado por prevaricación".

Dispuesto a llegar hasta el final

El expresidente de la ANC quiere llegar hasta el final. Pero no en lo referente a lo judicial, si no en lo político. Por ello, está dispuesto a llevar su caso "hasta el final políticamente, ante el tribunal de la ONU y el tribunal de derechos humanos. No nos darán la libertad, nos darán la razón y yo con eso estaré contento. Llevo casi 1.000 días en prisión y estaré feliz si me dan parte de razón".

"Ninguna persona que siga mínimamente la vida judicial, que es la vía política actual, verá que en el Supremo no se dan las condiciones para que se de un juicio justo. Menos aún con Marchena en cabeza", ha resumido al ser preguntado por Laura Borràs. Lo mismo que con la mesa de diálogo, que debe resolver "un conflicto político, no para liberarnos. La amnistía es una exigencia por ley, pero la mesa no debe servir para ello", ha concluido el presidente de la Crida.

Destacadas en Política