Menú Buscar
Mujeres en la manifestación contra el maltrato y a favor de las políticas de igualdad que los 'indepes' utilizaron para hacer propaganda en el Parlament / EFE

Los ‘indepes’ meten a Vox y a los presos en un debate sobre igualdad de género

Dos diputadas de JxCAT y ERC aprovecharon la votación de una propuesta de resolución parlamentaria para hacer propaganda, lo que sublevó a PSC, comunes y Cs

10.12.2018 00:00 h.
4 min

El objetivo era debatir y votar una iniciativa para garantizar la paridad en las políticas públicas en la que todos los grupos estaban de acuerdo, pero la sesión parlamentaria se saldó con una bronca debido a la propaganda independentista.

Ocurrió el pasado martes durante el debate de una propuesta de resolución (PR) presentada por Ciudadanos sobre la visión de género en las políticas públicas de la Generalitat presentada por la diputada de Ciudadanos, Carmen de Rivera. “El objetivo de la mayor implicación de las mujeres en política no debe ser una consecuencia de adopción de determinadas cuotas, sino que debe ser una consecuencia de la facilidad de conciliar la vida personal y familiar con la vida laboral y política. El Govern también debería liderar esta búsqueda de la igualdad mediante medidas concretas a su alcance, que fomenten la participación de las mujeres en el ágora política y que ayuden mediante medidas de conciliación laboral y familiar”, rezaba la PR.

Los diferentes grupos habían negociado el contenido de esta iniciativa, por lo que la votación de ese punto del orden del día en la Comisión de Igualdad de las Personas no debía presentar excesivos problemas. Sin embargo, la diputada de JxCAT, Anna Geli, aprovechó su intervención para hablar de “presos políticos” y su huelga de hambre. Según Geli, también estas personas han visto vulnerados sus derechos como personas, de ahí que considerara adecuado denunciarlo en esta comisión.

Las valoraciones dieron lugar a una queja formal por parte de la diputada de Cs, quien instó a la presidenta de la Comisión, Montserrat Macià –también de JxCAT—a llamar al orden a su compañera de filas.

La cosa se complicó cuando llegó el turno de la diputada de ERC, Eva Baró, quien denunció la falta de coherencia de la formación naranja ya que, según dijo, mientras defiende la igualdad de género, “pacta con Vox en Andalucía”, formación, según la republicana, que “relega los derechos de la mujer a la cocina de su casa”.

El enfado de PSC y CatenComú-Podem

A las nuevas quejas de De Rivera se sumaron Beatriz Silva (PSC) y Susanna Segovia (Catalunya en Comú-Podem). “Me resulta muy cansado este rifirrafe y la falta de respeto al objetivo final de la Comisión”, dijo la socialista, quien recordó a los socios del Govern que, para incoherencia, el hecho de apoyar una PR cuyo contenido “se ha votado ya en muchas ocasiones, pero nunca se han aplicado”. Por su parte, la representante de los comunes, visiblemente molesta, se limitó a decir que “después de lo que acabo de ver, votaré a favor y ya está”.

Carmen de Rivera lamentó que la presidenta de la Comisión no fuera capaz de centrar el debate, acusó a ERC de hacer "futurología" sobre los pactos en Andalucía y recordó que los independentistas se manifiestan junto a la ultraderecha europea.