Menú Buscar
Recreación digital del Museo Hermitage en Barcelona, que Ada Colau ha vetado / CG

Cabreo vecinal y de la oposición con Colau por el Hermitage Barcelona

Los residentes preguntan a la alcaldesa de Barcelona "qué alternativa propone" tras la negativa a que se construya una subsede de la pinacoteca rusa

4 min

Decepción vecinal con el gobierno municipal de Ada Colau por el Museo Hermitage. Los residentes de la Barceloneta han verbalizado su malestar con el gobierno municipal de Barcelona en Comú y PSC tras la negativa municipal a que se construya una subsede de la pinacoteca rusa en la zona de la Nueva Bocana del Puerto.

Así lo ha expresado Manel Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos de La Barceloneta (AAVV), en conversación con este medio. El activista ha recordado que "todos los problemas enumerados por el Ayuntamiento seguirán existiendo exista o no Hermitage. Así que no era excusa para vetarlo". Según Martínez, el bipartito sociocomún "no ha pensado en el largo plazo y en el tipo de turismo que necesita esta ciudad, que es el visitante de nivel, no el que tenemos ahora".

"Informes de parte"

Ha recordado el residente que los cuatro informes negativos presentados por los tenientes de alcalde de Urbanismo y Cultura, Janet Sanz y Joan Subirats, "son claramente de parte", pues reproducen el discurso hilvanado por los políticos contrarios al proyecto. "Se escudan en problemas o fragilidades que son culpa de su gestión o de otras administraciones: la movilidad, que es deficiente en la zona; el urbanismo, con el litoral descuidado por los gobiernos; la parte económica, cuando han hecho caso omiso a las previsiones cautas de los inversores; o la cultura, cuando el Hermitage Barcelona no prevé tener colección propia hasta 2035", ha enumerado.

Según él, "no cobra del Hermitage ni trabaja para los promotores", sino que quiere "que, por fin, Barceloneta tenga un proyecto de calado, una inversión que genere puestos de trabajo, algo que hace demasiado que no vemos y también provoca gentrificación".

"Decepción"

Ante ello, Martínez admite "decepción" con un gobierno municipal que "no propone alternativas" para la parcela en la que la sociedad del Hermitage iba a elevar la delegación de la pinacoteca rusa. "¿Qué habrá en la Nueva Bocana? Un solar?", se ha inquirido el residente.

Su valoración ha llegado tras conocerse que el gobierno municipal rechazará la petición de licencia de los promotores del Hermitage Barcelona. Con ello, el Ejecutivo local tumba una inversión de 52 millones de euros.

"Veto ideológico"

Precisamente, la oposición municipal ha lamentado la "pérdida de oportunidad" de Barcelona con el proyecto museístico. Así lo ha recordado Luz Guilarte, líder de Ciudadano en el Ayuntamiento de Barcelona, quien ha lamentado la "incapacidad y los prejuicios ideológicos del gobierno de Colau y Collboni para afrontar un proyecto de esta envergadura". Por su parte, Ferran Mascarell, edil de Junts per Catalunya, ha detectado "falta de ambición" en el bipartito que gobierna Barcelona, a la vez que "política ideológica". Mascarell ha indicado que "nadie pondría dudas si se tratara de un centro comercial".

A su vez, Barcelona pel Canvi, plataforma amplia de Manuel Valls y Eva Parera, ha tildado de "grave error" el veto al Hermitage Barcelona. La formación del ex primer ministro francés alerta de "oposición ideológica" de Barcelona en Comú al proyecto y ha señalado que "Colau y su Gobierno municipal obstaculizan sistemáticamente el crecimiento de la ciudad y el aumento de puestos de trabajo, base fundamental del bienestar".