Menú Buscar
Jordi Graupera, periodista, filósofo y aspirante a la alcaldía de Barcelona

Graupera presiona para unir a los 'indepes' contra Manuel Valls

El filósofo reúne 21.000 firmas para reclamar unas primarias que elija un solo candidato independentista para la alcaldía de Barcelona

4 min

Movimientos y nervios. El bloque independentista tiene por delante un reto con el que no contaba. La posible candidatura de Manuel Valls, el ex primer ministro francés, a la alcaldía de Barcelona, bajo las siglas de Ciudadanos, puede acelerar el proyecto de Jordi Graupera, el periodista y filósofo que empuja a los partidos independentistas para que realicen primarias y elijan a un solo alcaldable.

Graupera presiona, no deja de movilizar a los suyos y ya ha conseguido 21.000 firmas para forzar esas elecciones primarias. De hecho, los candidatos del PDeCAT han tomado el camino que él mismo ha trazado en los últimos meses, y apremian a Esquerra a que se moje para elaborar una candidatura única.

El miedo del PDeCAT

Tanto Neus Munté como Carles Agustí, los dos candidatos del PDeCAT que, inicialmente, se batirán en unas primarias internas, ya presionan al republicano Alfred Bosch. Según Munté una candidatura conjunta del soberanismo es lo que “se debe buscar, y en lo que se tiene que trabajar para tener garantizada la victoria”.

Lo curioso es que los partidos independentistas se mostraron muy escépticos cuando Graupera lanzó la idea, en una conferencia en el Teatro Victoria. Ahora, la irrupción de Manuel Valls ha cambiado las cosas, porque se entiende que Ciudadanos jugará un todo por el todo para conseguir la alcaldía de Barcelona, que se jugará en el terreno nacional, más que en la discusión sobre un modelo de ciudad.

Primarias para fortalecerse

La cuestión que plantea Graupera es que unas primarias con todos los candidatos independentistas favorecerá que se discuta, precisamente, sobre el modelo de ciudad y difundirá un mensaje sobre una alternativa posible al proyecto que encabeza la actual alcaldesa Ada Colau. Esa participación fortalecerá, a juicio de Graupera, al candidato que gane y podrá dar la batalla frente a un personaje de la talla de Manuel Valls, si es que éste acaba cerrando la oferta que le ha formulado el partido de Albert Rivera. Valls podría gobernar con el apoyo de otras fuerzas del campo constitucionalista, como el PSC. Y eso lo sabe el independentismo.

Sin embargo, detrás de Graupera también hay una opción política. Quien más le ha dado cobertura es Democràtes, el partido que surgió como una escisión de Unió Democràtica, y que tiene un acuerdo con Esquerra Republicana. Su líder, Antoni Castellà, arropó a Graupera en su conferencia y se mostró dispuesto, desde el primer minuto, a discutir esa idea de las primarias.

¿El candidato de Demòcrates?

Es decir, en el caso de que el bloque independentista fuera por libre, con candidatos de cada partido, Graupera podría ser el candidato de Democràtes.

Lo que ocurre es que la política municipal se ha contagiado del debate nacional que experimenta Cataluña, y la palanca de Barcelona es crucial, tanto para crecer en el mundo municipal, básico para Ciudadanos, como para afianzar y ampliar el independentismo, que quiere, desde los municipios, mantener el pulso con el Estado una vez logre formar gobierno en la Generalitat.