Menú Buscar
La consejera portavoz del Govern Meritxell Budó valoró las últimas informaciones sobre los atentados del 17A / CG

El Govern rebaja ahora la teoría conspirativa del 17A a “una cosa extraña”

Budó no aclara si se habló con los Mossos d’Esquadra antes de culpar de negligencia a los servicios de inteligencia del Estado en los atentados y asegura que solo pide transparencia

01.08.2019 14:24 h.
4 min

De la teoría conspirativa a “una cosa extraña”. La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, asegura ahora que lo único que busca la Generalitat es “transparencia” sobre los atentados de Barcelona y Cambrils del 17A. Así se ha expresado, después de las informaciones publicada por La Vanguardia, que rebaten los datos del diario Público, que ponían el acento en el supuesto conocimiento que tenía el CNI español sobre la radicalidad del imán de Ripoll, cerebro de la matanza.

Durante días, el independentismo ha utilizado esa teoría conspirativa para arremeter contra el Gobierno español. El presidente Quim Torra hizo una comparecencia solemne denunciando que el imán fuera confidente de los servicios de inteligencia españoles. Incluso se erigió el portavoz de las víctimas del atentado.

"Queremos transparencia"

Tras las nuevas informaciones, que cuestionan esa presunta dejación del CNI, Budó ha asegurado que lo único que ha pretendido el Govern es lograr “la máxima transparencia, teniendo en cuenta que hubo víctimas. Pedimos respeto”. No ha aclarado si, antes de tomar medidas, se consultó a los Mossos d’Esquadra, quienes también tuvieron conocimientos del perfil del imán.

La portavoz envió una carta al Gobierno español en el que pedía explicaciones sobre las noticias aparecidas en Público porque “queremos que se aclaren y si no son ciertas, que se contradigan”. La consejera afirma que no ha habido respuesta del Ejecutivo española. Además “PP y PSOE han vetado que haya una comisión de investigación en el Congreso

Si no hay teorías conspirativas, que lo aclaren, por respeto a las víctimas. Silencio y negación ante la sospecha de que hay una cosa extraña detrás”.

Ayudas a las víctimas

Precisamente hoy, el Ministerio del Interior ha informado de que, a través de la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, ha reconocido por el momento a 96 personas como víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) y por la explosión de Alcanar (Tarragona), a los que hay que sumar otras 24 personas a las que se han otorgado ayudas como afectados. En concreto, han obtenido el estatus de víctimas 79 personas por el atentado de Barcelona, 8 por el de Cambrils y otras 9 personas por la explosión que tuvo lugar en Alcanar.

Cuando se van a cumplir dos años de los atentados de agosto de 2017, en los que fallecieron 16 personas y 137 resultaron heridas, la citada Dirección General ha tramitado 549 expedientes, de los que se ha resuelto el 74%. De estos, 211 han sido estimados, de acuerdo con los requisitos establecidos en la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo.