Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, durante la comparecencia para explicar la nueva cúpula de los Mossos

El Govern encalla al explicar los motivos del cese de Trapero

El 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, atribuye a un "cambio generacional" un relevo que hace meses que se cuece por la pérdida de confianza en el mayor

6 min

La Generalitat de Cataluña evita aclarar las razones que la han conducido a destituir a Josep Lluís Trapero como mayor de los Mossos d'Esquadra. El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, no ha despejado dudas durante la presentación de su sucesor en el cargo, Josep Maria Estela, en la cual ha aducido que el relevo de Trapero no significa que haya tenido diferencias de criterio con él, ni tampoco que cuestione su trabajo. Según ha explicado, el cese obedece al inicio de una nueva etapa en la cual el Govern se marca entre sus prioridades ampliar el número de agentes y llevar a cabo un relevo generacional generalizado en la policía autonómica de cara al 2030

Elena ha admitido que, a lo largo de la próxima década, la Generalitat considera "necesario" introducir cambios a todos los niveles en los Mossos "para dar entrada a una nueva generación de agentes" y un nuevo equipo "más coral" a su mando. Algo que, según ha dicho, será factible gracias, en parte, "a las jubilaciones anticipadas y a la posibilidad de incorporar a 750 u 800 nuevos mossos cada año". Según ha vaticinado, en 2030 la Generalitat tendrá alrededor de 21.000 mossos, o incluso más.

"La escuela de policía será clave" 

El conseller ha apelado también a incrementar y mejorar la proximidad con la ciudadanía y a modernizar los Mossos, sobre todo para hacer frente a nuevos delitos más complejos, con los nuevos desafíos que todo ello entraña. Así, se ha comprometido a potenciar las comisarías de información e investigación en Cataluña. Y también a llevar a cabo a una mayor feminización del cuerpo. "Para servir mejor, hay que parecerse más a la sociedad a la que se sirve", ha manifestado Elena durante su comparecencia ante los medios.

El conseller de Interior ha remarcado en este sentido la importancia que tendrá en todo ello la escuela de policía de los Mossos, a la cual se quiere dar "un impulso muy relevante". "Aquí está una de las claves, la escuela, los perfiles de agentes que se incorporan, y la formación. También la feminización", ha apuntado.

"En este marco, en el que se incorporarán miles de nuevos policías, la escuela de policía tendrá un papel fundamental en la formación y en acompañar a los nuevos agentes", ha abundado. Y ha puesto como ejemplo de ello el aprendizaje en la persecución de los delitos de odio, o que "en cada comisaría haya personal especializado en violencia machista, entre muchas otras".

Incógnitas sobre el futuro del mayor

El máximo responsable de Interior del Govern, sin embargo, no ha desvelado cuál será a partir de ahora el futuro de Trapero en el cuerpo --algo a priori complicado de encajar, habida cuenta de su alto rango--. Así, aunque admitido haber mantenido un par de conversaciones con él, se ha escudado en la confidencialidad de las mismas para no entrar en detalles, y ha apuntado que, en cuestión de semanas --ya pasadas las fiestas-- se conocerá su nuevo destino. Según ha apuntado, se le han trasladado varias propuestas y Trapero las valorará. "Seguirá vinculado al cuerpo y aportando su conocimiento", ha manifestado.

Elena, asimismo, tampoco ha aclarado por qué no han considerado al hasta ahora mayor de los Mossos una persona oportuna para desplegar esta nueva etapa, máxime teniendo en cuenta que lo ratificó el pasado verano, tras ser nombrado conseller: "Estos nuevos liderazgos no niegan los anteriores, los pongo en valor", ha destacado en varias ocasiones, agradeciendo la labor de Trapero, y expresando su confianza en él. Lo cual no ha impedido, sin embargo, su destitución: "Cualquier organización ensambla diferentes liderazgos. Este nuevo equipo no niega los anteriores", ha insistido.

Politización del cuerpo

"Si son posibles los cambios es porque ha habido un magnífico trabajo anterior. En cada momento se han de buscar a las personas adecuadas", ha aducido.

Asimismo, y a pesar de actuaciones en los últimos meses como, por ejemplo, el grupo de fiscalización parlamentaria a los Mossos solicitado por la CUP, Elena ha expresado su deseo de "sacar a los Mossos de la trifulca partidista". "He intentado hacer un esfuerzo para mantenerlo. El cuerpo de Mossos lo necesita. Sólo llevo seis meses y confío en que se instale este propósito. Los mossos son servidores de la ley, de las instituciones, y está a las órdenes del Parlament, de los grupos del Govern y de la oposición", ha manifestado.