Menú Buscar
Retiran la bandera española en el Palau de la Generalitat

Retiran la bandera de España del Palau de la Generalitat

El secuestro de la insignia ha durado apenas trece minutos cuando la símbolo nacional se ha vuelto a izar

3 min

Han retirado la bandera española del Palau de la Generalitat a las 21.08 horas, tras la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de inhabilitar al presidente del Govern, Quim Torra, y en plena concentración independentista en la plaza Sant Jaume.

La acción, que no se produjo cuando Carles Puigdemont proclamó la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), ha durado apenas 13 minutos, ya que se ha vuelto a colgar a las 21:21 horas. 

Los manifestantes independentistas concentrados en la plaza Sant Jaume han empezado a silbar mientras en la Generalitat se volvía a izar la bandera española.

Los hechos se han sucedido después de que la sede del Gobierno catalán luciera de nuevo una pancarta, con un lazo amarillo, en la que solicitan la libertad de los dirigentes independentistas encarcelados. 

Concentración

La JEC ha ordenado a media tade retirar la condición de diputado a Torra y ha resulto inhabilitarle durante un año y medio. Las reacciones políticas no se han hecho esperar mientras los independentistas se iban organizando para concentrarse en la plaza Sant Jaume.

Pasadas las horas, se han ido añadiendo manifestantes y se ha montado un escenario donde han hablado representantes de distintas organizaciones independentistas como la presidente de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), Elisenda Paluzie. La líder de la entidad ha lanzado un discurso cargado de ataques a la decisión de la JEC que califica de "ataque intolerable". 

Los concentrados, que han llegado a ser un millar, también han lanzado mensajes contra los dirigentes de ERC que se han ido acercando al Palau de la Generalitat para asistir a la reunión de urgencia convocada por Torra.

Tras el discurso del presidente, a las 21:08 se ha empezado a retirar la bandera de España y los independentistas han aplaudido la decisión. Aunque trece minutos más tarde del secuestro de la insignia, el símbolo nacional se ha vuelto a izar. Una decisión que no ha sido bien recibida por los manifestantes que han empezado a silbar.