Menú Buscar
Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, y Quim Torra, presidente autonómico / FOTOMONTAJE DE CG

La Generalitat cerró 2019 con un déficit cinco veces superior al permitido

La Consejería de Economía echa la culpa al Gobierno del descuadre de sus cuentas, que ha sido del 0,56% del PIB catalán, 1.329 millones, lejos del objetivo del 0,1%

3 min

La Generalitat de Cataluña incumplió ampliamente el límite de déficit fijado para 2019, al cerrar las cuentas con un descuadre de 1.329 millones de euros, el 0,56% del PIB catalán, cuando el objetivo era del 0,1%.

Así lo ha admitido la Consejería de Vicepresidencia, Economía y Hacienda en un comunicado, después de que la Intervención General del Estado (Igae) haya publicado los datos provisionales de cierre del ejercicio.

Echa la culpa al Gobierno

El ejecutivo autonómico justifica ese déficit excesivo por el supuesto "incumplimiento de los acuerdos" por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, ya que, según la conselleria, la Generalitat preveía ingresar hasta 924 millones de euros de transferencias del Estado por el pago de la deuda pendiente del IVA y por los compromisos adquiridos en la última reunión de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales celebrada en septiembre de 2018.

Según la Generalitat, la deuda del IVA se eleva a 458 millones que se preveía que el Estado devolviera en 2019, pero "el pago no se ha efectuado". Mientras que los 466 millones restantes --presuntamente acordados en la comisión mixta-- corresponderían a 200 millones de inversión comprometida en relación a la disposición adicional tercera del Estatut (pese a que fue tumbada por el Tribunal Constitucional) y a otros 266 para la financiación de los Mossos d'Esquadra (150 por la deuda acumulada hasta 2018 y 116 por la anualidad de 2019).

Ajuste adicional de 224 millones

De esta forma, el Govern cifra el impacto del dinero no transferido por la Administración General del Estado en casi cuatro décimas del PIB (0,39%): "En caso de no haberse producido estos incumplimientos, el déficit de la Generalitat del 2019 se situaría en el 0,17% del PIB, muy cerca del objetivo asignado (0,1%).

Además, la Generalitat asegura que el Gobierno se había comprometido a asumir el coste de los peajes reducidos, que cifra en 224 millones (un 0,09% del PIB). De esta forma, el déficit se hubiese reducido hasta el 0,08% del PIB, por debajo del 0,1% fijado como límite.

Sin previsiones para 2020

El departamento de Economía también señala que, en comparación a 2018, los ingresos crecieron un 4,9%, mientras que los gastos lo hicieron un 5,1%, principalmente por las mejoras retributivas a los funcionarios​ y por el retorno del 40% de la paga extra pendiente de 2013.

La Generalitat no ha dado a conocer todavía qué previsión de déficit tiene para 2020, un año que estará marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, que está obligando a todas las administraciones a movilizar todo tipo de recursos públicos para hacer frente a la pandemia, lo que alterará los niveles de déficit tanto de España como de las CCAA.