Menú Buscar
Trabajadoras del servicio de atención al cliente de Ryanair del aeropuerto de El Prat en Barcelona, informan a los usuarios de la huelga en toda España / EFE

La Generalitat contrata una campaña de publicidad para paliar el caos en los aeropuertos

La Agencia Catalana de Consumo adjudica por 35.973 euros un proyecto para la “difusión de información a los usuarios del transporte aéreo”

31.07.2018 00:00 h.
4 min

Sin medios. La Agencia Catalana de Consumo asegura que no tiene medios, que los conflictos en los aeropuertos, cuando se producen huelgas de los trabajadores de las compañías aéreas, se ve impotente para atender a los usuarios. La situación en el aeropuerto de El Prat ha llegado a ser caótica, con cambios y anulaciones de vuelos constantes, como ha ocurrido en las pasadas semanas en el caso de Ryanair. Por ello, la Generalitat, a través de la propia Agencia Catalana de Consumo, ha contratado una campaña publicitaria para paliar el caos en los aeropuertos por un montante de 35.973 euros “a través de soportes digitales”.

La agencia asegura que tiene la necesidad de “contratar los servicios de inserción de publicidad institucional para la difusión de información a los usuarios del transporte aéreo, a través de soportes digitales”.

Poca información

Ese es el problema que fuentes del propio departamento de Empresa y Conocimiento denuncian, que, en el momento más crítico en el aeropuerto de El Prat “sólo había una persona de la Agencia para poder informar de lo que podían hacer los usuarios”.

El personal de la Agencia, y los sindicatos, como CCOO, señalan que se debería establecer algún protocolo con Aena, y el propio aeropuerto para esas situaciones, teniendo en cuenta qué puede aportar cada administración, en beneficio de los ciudadanos, que no saben a quién pueden pedir cuentas cuando pierden sus vuelos,  con muy poca información, ni por parte del aeropuerto ni por parte de las compañías.

Trabajo de funcionarios

Sin embargo, pese a la falta de medios, el personal de la Agencia señala que sí se podría realizar esa labor a través de funcionarios y los propios servicios de comunicación del departamento. En otras ocasiones, recuerdan, sí se ha hecho. “Es útil frente a problemas como la huelga de Ryanair reforzar los puntos de información en el aeropuerto de El Prat”, con personal de las Oficinas de Turisme y de la Agencia Catalana de Consum.

En cualquier caso, la Agencia ha optado por esa contratación de una campaña de publicidad, que se ha adjudicado a la Agencia Carat España por 35.973 euros, IVA incluido, un contrato administrativo que firman Montserrat Ribera, como directora de la Agencia Catalana de Consumo, y Fernando Boloix y Ana Patricia Herrero, en representación de Carat España.

Exigencias frustradas

La Generalitat sabe que se la juega con esas campañas de información, porque los problemas en los aeropuertos son cada vez más frecuentes, y perjudican la imagen turística de la comunidad.

La Agencia Catalana de Consumo exigió a Ryanair e Iberia, durante el conflicto de las últimas semanas, que informaran sobre las incidencias que iban a sufrir los pasajeros, y cómo pensaban gestionar las huelgas que se habían convocado. También anunció que desplegaría personal en El Prat para asesorar a los usuarios, y explicar cómo se podía reclamar sus derechos ante las cancelaciones de vuelos. Pero ha necesitado ahora recurrir a una campaña publicitaria. ¿Obligada?