Menú Buscar
Wilhelm Hofmeister, director de la Oficina para España y Portugal de la Fundación Konrad Adenauer

La Fundación Konrad Adenauer califica de veneno a los separatistas catalanes

Vaticina que el nacionalismo catalán y el español tendrán un lugar central en la campaña del 28A, y afirma que González y Aznar son responsables de la situación actual

5 min

Cualquiera que exprese su aprecio por el "derecho a la autodeterminación" reclamado por los catalanes generalmente pasa por alto, consciente o inconscientemente, que los separatistas catalanes son, ante todo, nacionalistas, que vierten exactamente ese veneno en la sociedad española, afirma la Fundación Konrad Adenauer

La ficción del nacionalismo en Cataluña

En su informe España elige de nuevo, un análisis sobre las elecciones del próximo 28 de abril, el think tank alemán sostiene que el derecho de autodeterminación de los catalanes no está contemplado en la Constitución española, ni justificado por el derecho internacional. “Como en otras partes, el nacionalismo en Cataluña se basa en la ficción de una nación que nunca existió”, dictamina esta fundación creada por la Unión Demócrata Cristiana de Alemania para fomentar en el ámbito mundial mundial los ideales socialcristianos.

Su autor, Wilhelm Hofmeister, director de la Oficina para España y Portugal de la Fundación Konrad Adenauer, expresó su desacuerdo con las decisiones de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein sobre el caso de Carles Puigdemont, como publicó Crónica Global.

El veneno se extiende por España

“El efecto del veneno también se demuestra por el hecho de que el nacionalismo se ha extendido ahora por toda España y que, en respuesta al nacionalismo regional en Cataluña, ha surgido un nuevo nacionalismo español, que anteriormente era desconocido en el país de esta forma. Encuentra su expresión visible en las casas con banderas españolas en todo el país, que antes aparecían como máximo durante las Copas Mundiales de fútbol”, subraya Wilhelm Hofmeister. 

En el informe alerta también sobre Vox, al que el autor califica de “populista de derechas”. Destaca Wilhelm Hofmeister el enfrentamiento del partido que lidera Santiago Abascal con los nacionalistas catalanes, así como sus críticas a los gobiernos de Mariano Rajoy y especialmente a Pedro Sánchez por su supuesta indulgencia excesiva hacia los separatistas.

Santiago Abascal, en un acto de Vox / EFE

Santiago Abascal, en un acto de Vox / EFE

Los nacionalistas en la campaña del 28A

“Los nacionalistas catalanes, como los nacionalistas españoles de Vox, ya pueden contar con el éxito de que dominan una buena parte de la disputa sobre la incipiente campaña electoral. Quizás ambos se beneficien de las elecciones y al menos uno de estos partidos extremistas tendrá una influencia decisiva en la formación del gobierno y la política futura después de las elecciones”, pronostica Wilhelm Hofmeister. 

En su análisis recuerda como al comienzo de la campaña electoral, Pedro Sánchez intentó culpar a los partidos de la oposición por el fracaso de su presupuesto más social en España. “Eso no se corresponde a los hechos. Falló a los nacionalistas catalanes que le ayudaron en junio de 2018. Su intento de encontrar una solución política al conflicto con Cataluña fue víctima de las máximas exigencias de los nacionalistas, que ningún primer ministro español puede cumplir: el derecho a un referéndum sobre la independencia, el nombramiento de un mediador internacional en el conflicto sobre la independencia catalana y una influencia en el juicio de los líderes separatistas acusados”.

Los peligros del nacionalismo “moderado”

En los años 80 y 90, los gobiernos de Felipe González y José María Aznar dieron rienda suelta al entonces gobierno del nacionalismo “moderado” en Cataluña a cambio de su apoyo en las Cortes de Madrid. Esto también ha contribuido al fortalecimiento del nacionalismo regional en Cataluña, así como a más errores y omisiones de los gobiernos nacionales posteriores, señala el autor del informe. “Con toda probabilidad, habrá un gobierno de coalición multipartidista por primera vez después de las elecciones de abril, aunque formar un gobierno puede ser muy difícil y llevar mucho tiempo”, vaticina Wilhelm Hofmeister. 

El analista de la Fundación Konrad Adenauer concluye que la campaña electoral estará dominada por el nacionalismo. Los partidos nacionalistas determinarán la agenda, y los otros partidos responderán a ella, atacándose unos a otros.