Menú Buscar
Joaquim Gay de Montellà (i), presidente de Foment del Treball, y el responsable de Economía de la patronal, Salvador Guillermo (d), en una imagen de archivo / CG

Foment pide paciencia a los independentistas: “600 años de historia no se pueden cambiar en seis"

Gay de Montellà augura que en menos de un año llegará una propuesta consensuada entre el Gobierno central y al catalán que responda a las reclamaciones catalanas

4 min

Foment del Treball ha pedido este lunes paciencia a los independentistas. “Hace años que apostamos por el diálogo, la negociación y el pacto”, ha recordado su presidente, Joaquim Gay de Montellà, en un encuentro con la prensa en la previa a su asamblea general. “Fuimos de los primeros en decirlo”, ha revindicado, “y 600 años de historia no se pueden cambiar en seis”.

La gran patronal catalana ha insistido en que su camino pasa por el “marco legal”, por lo que rechaza el referéndum unilateral anunciado por el Gobierno de Carles Puigdemont.

División de la sociedad

Reconoce que la población catalana actual está dividida entre partidarios de la secesión, ciudadanos que se sienten cómodos con el actual modelo constitucional y otros que reclaman cambios en la relación con el Estado. Por ello, exige sin demoras un pacto institucional que sea aceptable para estos tres ámbitos.

“Es el mundo institucional quien debe realizar la propuesta, no el empresarial”, ha señalado el presidente. E indica que ante la “distancia entre el Gobierno central y el catalán” se debe realizar una “propuesta consensuada” pero “impulsada desde el Estado”.

Propuesta en menos de un año

“Parte de la sociedad catalana la espera y la tendremos”. El líder empresarial augura que “llegará en menos de un año”. “Estará lista a corto plazo”, ha reiterado.

Incluso ha detallado los cuatro bloques en los que se debería enfocar el diálogo. “El identitario, que se debe aceptar; una mejora de la gestión tributaria; las infraestructuras; y otros puntos como los entes locales o los aspectos exteriores o de reconocimiento”.

Efectos económicos limitados

El líder empresarial rechaza marcar qué medidas debería emprender el Gobierno central ante la aprobación del decreto ley del referéndum unilateral. “Está todo ordenado y estructurado para reconducir situaciones como éstas [en el ordenamiento legal vigente]”.

Con todo, ha remarcado que el “mercado no descuenta” una eventual independencia de Cataluña. “Es una señal de salud”, aunque reconoce que el procés perjudica a determinadas decisiones de inversión.

Más industria

En el plano económico, Foment del Treball ha asegurado que su “compromiso es la industria, industria e industria”. Declara que el objetivo de que el peso de este sector sobre el PIB llegue al 20% se alcanzará antes de 2020 y ha anunciado que el Pacto Nacional para la Industria presentará las conclusiones de los seis grupos de trabajo que han trabajado en varios ámbitos a lo largo de junio en la Mesa del Parlament

La patronal ha reivindicado que esta es la mejor herramienta para consolidar la recuperación y fortalecer al sector privado ante eventuales nuevas crisis

Destacadas en Política