Menú Buscar
Ferran Mascarell, exdelegado de la Generalitat de Cataluña en Madrid, y la imagen de un masaje en la espalda / FOTOMONTAJE CG

Ferran Mascarell se pasa a la salud y el bienestar

El representante de la Generalitat de Cataluña en Madrid entra en el negocio del 'wellness' tras ser destituido de la delegación autonómica

3 min

Ferran Mascarell se pasa a la salud y el bienestar. El exdelegado de la Generalitat de Cataluña en Madrid ha entrado en el negocio del wellness y la belleza tras ser destituido de la legación diplomática del Govern en la capital en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española.

El exrepresentante del Ejecutivo autonómico en la mayor ciudad española, también exconseller de Cultura con el Gobierno regional tripartito de PSC, ERC e ICV-EUiA, e independiente con Artur Mas a partir de 2010, ha montado una sociedad dedicada al wellness personal en Barcelona.

AF Benestar i Qualitat de Vida SL, con sede en la calle Londres de Barcelona, se dedica a la "prestación de servicios de bienestar de las personas de carácter no médico, terapias de relajación, de descanso, de equilibrio, de rejuvenecimiento y de estilismo".

Su socia es Becsy Alexandra Cedeño Delgado.

"Apoyo a la iniciativa"

Preguntado por su nueva aventura empresarial, Mascarell ha subrayado que su vínculo es estrictamente "accionarial". La firma "empezará su actividad a principios de marzo", aunque el expolítico no participará en la misma.

"Por mi parte no significa cambio profesional alguno", ha matizado. "He mantenido vínculos esporádicos con el mundo privado --como con la revista L'Avenç, la SSGAE o el grupo editor RBA--", ha agregado.

"Ahora que estoy fuera del mundo público me pareció conveniente apoyar esta iniciativa", ha remachado. 

El expolítico independentista también ha querido dejar claro que él no será "socio ejecutivo" en el proyecto.

Alquiler caro

Inquirido sobre el proyecto, el propietario del local donde se ubicará el hub de bienestar y terapias naturales y de rejuvenecimiento en el barrio de L'Eixample ha aportado más detalles del mismo.

"Sé que se trata de un centro de activación de la mujer. Estará orientado a ellas, a su empoderamiento", ha explicado a este medio. Con lo que respecta al alquiler, el arrendador no ha querido desvelar cifras, aunque sí ha reconocido que el espacio comercial contiguo, mucho más pequeño, cuesta 1.500 euros al mes.

Por su parte, comerciantes de la zona han recordado que el punto de negocio era antes una peluquería. "Será positivo para el barrio cuando terminen las obras. De momento, no se puede decir mucho salvo que la intervención es de calado: llevan sacando cascotes bastante tiempo", ha concluido una tendera cercana al establecimiento.

Destacadas en Política