Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una farmacia operando con las restricciones del estado de alarma por la pandemia / EFE

Torra obliga a las farmacias a pagar su plan de reparto de mascarillas gratis

Las boticas se quejan de que deben avanzar el dinero de los tapabocas contra el virus y esperar a que la administración "las abone a 45 días"

4 min

Quim Torra está obligando a las 3.183 farmacias catalanas a pagar por adelantado el plan de reparto de mascarillas que anunció el presidente catalán en una radio en prime time. El jefe del Ejecutivo autonómico ha forzado a las boticas a avanzar el dinero de los tapabocas que repartirán los comercios a partir del lunes. El Govern les devolverá la cantidad "en 45 días", si es que la Generalitat cumple con los pagos, algo que no siempre ha pasado.

En conversación con este medio, una titular de oficina de farmacia en Barcelona ha confirmado que están recibiendo las primeras mascarillas que Quim Torra anunció el 9 de abril que se repartirían desde los establecimientos. No las pueden distribuir hasta el lunes, 20 de abril. Lo que ha sublevado a los farmacéuticos, no obstante, es que son ellos los que deben avanzar el dinero del material de protección, incluso el que es gratuito. "Tenemos que pagarle al mayorista las dos mascarillas, la gratis y la de pago. Y después nos reembolsará la administración dentro de 45 días, si cumplen", ha señalado. "No es recibo que nos cobren incluso las que son gratis", ha agregado, airada.

"Si detectan que las vendes, te envían más"

Las más de 3.000 farmacias catalanas, pues, llevarán el peso de un plan de protección de la ciudadanía cuya medalla trataron de colgarse el propio Torra y la consejera catalana de Presidencia, Meritxell Budó. "Nos mandan 500 mascarillas de golpe y si el sistema detecta que tu stock baja a 100, que lo pueden hacer porque el producto va ligado a la receta electrónica, te envían otras 200. Pagándolas tú, claro", se queja. 

El torpe reparto de mascarillas (deben llegar a 14 millones, dos por ciudadano de Cataluña, según la Generalitat) ha sentado mal en el sector, que espera aún el material de protección que les prometieron. Cabe recordar que los farmacéuticos dieron el aldabonazo de alerta cuando el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, descartó proteger a los 71.000 farmacéuticos que hay en España. Tras ello, hubo rectificación y las administraciones se avinieron a proporcionarles fungibles para ellos, pero éstos aún no han llegado.

Torra prometió sin tener pactado el reparto

El gasto financiero que tendrán que hacer las 3.183 oficinas de farmacia para pagar la primera remesa de mascarillas contra el virus SARS-CoV-2 es la última torpeza del equipo de Quim Torra en este capítulo. El propio president anunció desde los micrófonos de RAC1 el 9 de abril que el lunes 14 se empezarían a comercializar los productos. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) le respondió que ello era imposible por motivos logísticos. Los farmacéuticos de a pie alertaron de un posible colapso.

Tras ello, el Govern cometió otro patinazo, al asegurar que repartiría mascarillas FFP2 y FFP3, que filtran hasta el 95% de bacterias, cuando en realidad serán tapabocas quirúrgicos. Finalmente, el equipo de Torra rectificó, indicó que el producto sería el de gama baja y que estaría disponible en las farmacias a partir del lunes, 20 de abril.