Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sanitarias entrando en un hospital público durante la pandemia, donde el protocolo de vacunación deja de lado a las limpiadoras. Sanitarios / EFE

ERC, JxCat y Vox rechazan dar la paga extra por el Covid al personal de limpieza sanitaria

CCOO denuncia la "visión clientelar y clasista del trabajo" de estos partidos y que labores esenciales durante la pandemia sean "invisibles" para la Generalitat

2 min

El Parlament de Cataluña rechazó este jueves extender la paga extraordinaria concedida al personal sanitario por su labor frente a la pandemia de coronavirus al personal de limpieza de los hospitales. ERC, JxCat y Vox unieron sus votos para rechazar esta moción, que instaba al Govern secesionista a incorporar a estos trabajadores a la gratificación en señal de reconocimiento.

La denegación de esta paga extra por los riesgos sufridos ante el Covid-19 al personal de limpieza de las instalaciones sanitarias ha recibido críticas desde diversos ámbitos. Entre ellos, el sindical. CCOO, por ejemplo, ha emitido un comunicado en el que denuncia la "visión clientelar y clasista del trabajo" que evidencian estos partidos, dos de los cuales --ERC y JxCat-- gobiernan la Generalitat.

"Falta de voluntad de diálogo"

"Una vez más, vemos cómo los trabajos que han sido esenciales en la pandemia son invisibles" para las administraciones, señala la nota, en la cual se destaca la aportación de estos limpiadores "en primera línea en la lucha contra el coronavirus, haciendo un trabajo imprescindible en los hospitales, los CAP, las residencias y otros centros de trabajo".

CCOO de Construcción y Servicios, asimismo, recuerda que esta reivindicación figura en la agenda sindical desde el año pasado, y se constató también con la huelga del sector del pasado 30 de abril.

El sindicato lamenta "profundamente" la "falta de voluntad de diálogo y las reticencias para sentarse a atender esta cuestión" por parte de ERC y JxCat como partidos al frente del Govern. Algo que, destaca, "se materializó" en la votación de este jueves en el Parlament y que demuestra su "clasismo institucional".