Menú Buscar
Marta Vilalta, portavoz de ERC / EFE

ERC excluye a los catalanes no independentistas de la Diada

La portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, pide una participación masiva el 11S para "evidenciar la fuerza y el músculo" del movimiento rupturista en una convocatoria con bajo número de inscritos

26.08.2019 15:21 h.
4 min

El independentismo quiere apropiarse por completo de la celebración del Día de Cataluña --la Diada--. Y los partidos secesionistas ni siquiera se esfuerzan por ocultar que, para ellos, el 11S es una nueva fecha en la que aquellos ciudadanos que no comulgan con el movimiento rupurista no están invitados a participar. 

En esta ocasión, ha sido ERC el encargado de hacerlo patente a través de su portavoz en el Parlament, Marta Vilalta. La diputada republicana ha hecho un llamamiento a participar en la Diada para "evidenciar la fuerza y el músculo que tiene el movimiento independentista". Lo que deja de lado a todas las personas que no están de acuerdo con esta posición política en una convocatoria que, además, cuentas con problemas por la baja participación.

"Dinámica autodestructiva" 'indepe'

Vilalta ha admitido ante los medios la evidente campaña de desacreditación entre varios actores soberanistas durante este verano. Según la portavoz, ERC quiere superar la "dinámica autodestructiva" de ataques y, para ello, utiliza la Diada como "oportunidad para consensuar y ponernos de acuerdo" con otros partidos independentistas. "Lo que queremos es [...] encontrar consensos para reconstruir la estrategia unitaria y transversal que nos haga avanzar", ha declarado la política. 

Confía, además, en que ha todos los actores del independentismo conseguirán lograr una "unidad estratégica" para afrontar los próximos meses, que estarán marcados tanto por la celebración de la Diada como por la próxima sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés --que se prevé para otoño-- y el propio 1-O.

Confrontación con el Estado... pero con diálogo

Las estrategias ERC y JxCat van por sendas muy diferentes. Por una parte, los neoconvergentes --sobre todos los más acérrimos defensores de Puigdemont-- aprietan las tuercas para volver a forzar la vía unilateral. Así lo expresó Quim Torra hace unos días en una conferencia en la Universitat Catalana d'Estiu (UCE). Los republicanos, sin embargo, han ido moderando su discurso en las últimas semanas y la senda del diálogo vuelve a sus discursos tanto en el Parlament como en el Congreso de los diputados. 

Vilalta se ha movido, en estas últimas declaraciones a la prensa, entre estas dos aguas. "Tenemos que hacer compatibles todos los matices que pasan por el movimiento independentista. Contraponer diálogo y confrontación es tramposo", asegura. 

Alerta por una Diada independentista 'floja'

El telón de fondo de estas declaraciones es el número de participantes de la nueva escenificación del independentismo para el 11S.

La ANC, entidad secesionista que organiza este acto --un año más--, cuenta con un 25% menos de inscritos que el año pasado por estas mismas fechas, un hecho que ha generado inquietudes dentro de la organización y en el seno de los partidos secesionistas, habida cuenta de la gran cantidad de llamamientos a la ciudadanía independentista para pedir su adhesión.