Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat, en su visita en Washington / EFE

El embajador español le para los pies a Torra en Washington

El presidente del Govern abandona la inauguración del festival de folklore Smithsonian ante el "discurso insultante" de Pedro Morenés

28.06.2018 07:24 h.
5 min

Nuevo espectáculo de Quim TorraTras la polémica por su asistencia a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo junto al rey Felipe VI --que mantuvo en secreto hasta última hora--, el presidente del Govern ha llevado el choque al plano internacional. Torra ha plantado este jueves al embajador español en Estados unidos, Pedro Morenés. El president ha abandonado la inauguración del festival de folklore Smithsonian en Washington, en el que participa Cataluña como invitada, por el “discurso insultante” del exministro de Defensa.

El president fue el primero en tomar la palabra. Su discurso estuvo lleno de referencias a la situación política en Cataluña y a los presos por el procés. Después, Morenés hizo una dura contestación a las palabras de Torra, ante lo que tanto el líder del ejecutivo catalán como su delegación abandonaron la sala. 

"No hay presos políticos"

Morenés había tildado el discurso de Torra de "propaganda": "Permítanme que rectifique con hechos". El diplomático habló de la situación "privilegiada" que vive Cataluña en España y mencionó, entre otros factores, la cooficialidad del catalán, la inmersión lingüística y el alto nivel de autogobierno que tiene como comunidad autónoma. 

Sobre los políticos en prisión preventiva en el marco de la investigación sobre el procés, dijo: "No hay presos políticos en España, y no lo digo yo, sino informes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch. Lo que hay son políticos que a pesar de todas las advertencias y sus propios servicios legales decidieron contravenir el Estatut y la Constitución española y violar la ley". 

La respuesta de Morenés no terminó aquí. Dijo que la mayoría de los catalanes no votaron a los partidos independentistas en las últimas elecciones, el 21 de diciembre pasado y que muchos "viven con miedo, aprisionados en su propia comunidad". 

Torra a Sánchez

Tras estas palabras de Morenés, tanto Quim Torra como la consejera de Cultura --también presente en el acto--, Laura Borràs, y el resto de los representantes del Govern trasladados a Washington, se levantaron de su mesa y salieron de la sala. Algunos de los presentes aplaudieron el gesto de la delegación del Govern y lo acompañaron de gritos de "presos políticos, libertad". Esto se mezcló con la incredulitat y la incomodidad del resto del público. 

Tras el desplante, Torra pidió la dimisión de Morenés. Además, ha alentado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a desmarcarse de las palabras del embajador. Éste fue nombrado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y está en la lista de ceses pendientes del nuevo Gobierno socialista. 

Tras la bronca

Fuera del Museo de Historia Afroamericana de EEUU, donde se celebraba la recepción, Torra y sus acompañantes vieron como un grupo de castellers levantaban un pilar y celebraban el desplante del presidente del Govern. Después, la delegación catalana intentó volver a entrar a la sala para ver el final del acto, a lo que la seguridad del edificio se opuso. 

Los vigilantes dijeron que "una vez que has creado disturbios no puedes volver a entrar", por lo que impidieron que Torra y los demás representantes del Govern accedieran de nuevo al edificio.