Menú Buscar
Fachada de la Diputación de Barcelona, donde hasta el mes pasado gobernaba el independentismo / CG

La Diputación elimina el gasto en guarderías, pero da más dinero a la TV de la mujer de Puigdemont

El ente supramunicipal, que reduce también las partidas de fomento al empleo local en los presupuestos de 2019, recuerda que es la Consejería de Enseñanza quien debe pagar las ‘escoles bressol”

13.12.2018 00:00 h.
6 min

La Diputación de Barcelona, presidida por Marc Castells (PDeCAT), somete hoy a votación sus cuentas para 2019. Mientras se suprimen las partidas destinadas a las guarderías y se recorta en ayudas al empleo local, el ente supramunicipal sube el presupuesto en publicidad y en su red de televisiones, en la que trabaja la esposa del expresidente.

“Los presupuestos de la Diputación para el 2019 piensan más en las campañas electorales que en las personas”, denuncia Manu Reyes, presidente del Grupo del PP en la Diputación de Barcelona.

Fuentes de la Diputación recuerdan que es la Generalitat la que debe sufragar los costes de las escoles bressol y que en los últimos años había concedido ayudas para no dejar desprotegidos a los ayuntamientos. “El consejero de Enseñanza, Josep Bargalló (ERC) ha asegurado que asumirá ese coste, pero el presupuesto de la Diputación es vivo y si, por algún motivo, el Govern se desdice o no puede pagar, no dejaremos al descubierto a los consistorios. Siempre estaremos a su lado, especialmente en temas sociales”, afirman estas fuentes.

Retraso en las cuentas

El presupuesto de la Diputación se presenta con casi un mes de retraso respecto a lo que preveía el Decreto 7772 de 26/07/2018, que establecía que las cuentas se tenían que haber debatido antes del 22 de noviembre.

Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont, fichada por la XAL, red audiovisual de la Diputación de Barcelona / CG

Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont, fichada por la XAL, red audiovisual de la Diputación de Barcelona

En cuatro años, se ha pasado de de 896 millones de euros de presupuesto a 955 millones, lo que representa un aumento del 6,5%. Una de las partidas que experimentan más subida es la Xarxa Audiovisual Local (XAL), la red de televisión y radios locales dependientes del ente supramunicipal. El presupuesto destinado a la XAL, con un perfil ideológico muy afín a las posturas del nacionalismo, ha subido un 18% durante estos cuatro años al pasar de los 19,25 millones a 22,7 millones. Marcela Topor, esposa del expresidente Carles Puigdemont, está al frente de un programa en inglés en la XAL, la red audiovisual de la Diputación de Barcelona, que se emite los sábados en las televisiones locales. Se trata de The Weekly Mag y Topor cobra la friolera de 6.000 euros al mes, según el contrato suscrito en diciembre de 2017. 

Inauguraciones en año electoral

Las transferencias corrientes a los ayuntamientos --que gestionan los servicios prestados a los ciudadanos-- bajan un 33,30% respecto del 2018, con una reducción de 45,6 millones. En cambio se han disparado las transferencias de capital en un 70% mas respecto del año pasado: de 92 millones a 162 millones. Para Manu Reyes, “este aumento se justifica porqué estamos en los meses finales del mandato y hay que avanzar obras nuevas de cara a las elecciones. “El problema es que en el tercer trimestre de este año 2018, la ejecución de las inversiones estaba en un 20% por lo que --aquí más que hacer obras lo que se va a hacer es iniciar y sobre todo anunciar. Se van a ver muchas inauguraciones de maquetas pero pocas obras terminadas”. El popular, exalcalde de Castelldefels (Barcelona), afirma que la Diputación de ha convertido “en una repartidora de dinero, pero se presta menos servicio y menos acompañamiento técnico. Se han desmontado equipos técnicos que en el pasado ayudaban a los ayuntamientos y ahora todo se centra en la tramitación puramente administrativa de las subvenciones”.

Propaganda

Así, los presupuestos de 2019 no incluyen los 24 millones de euros que en 2018 estaban previstos para las escoles bressol municipales. La Generalitat, como se sabe, dejó de subvencionar las guarderías debido a los recortes sociales aplicados por el expresidente Artur Mas, siendo la Diputación y los ayuntamientos los que asumieron el coste. Esta situación ha dado lugar a diversas demandas judiciales en las que se ha dado la razón a los consistorios. Las sentencias condenan a pagar los atrasos a la Consejería de Enseñanza, que promete volver a financiarlas, siempre y cuando se aprueben los nuevos presupuestos de la Generalitat para el año próximo.

El presidente Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès y el consejero de Enseñanza Josep Bargalló, defensor de la inmersión aunque con más horas de castellano en algunos centros, durante su visita a la escuela Francesc Macià de Barcelona / JORDI BEDMAR

Quim Torra, Pere Aragonès y el consejero de Enseñanza Josep Bargalló, durante su visita a la escuela Francesc Macià de Barcelona

También se han reducido las aportaciones al fomento del empleo local, pues en un año pasan de 29,5 millones a 12. Reyes denuncia que mientras se recorta para el empleo y las guarderías, se triplica el gasto en publicidad, que pasa de 2 a 3 millones. “Todos sabemos que estas campañas de propaganda tratan mejor a los diarios, revistas, digitales, más afines a los partidos separatistas”, afirma. 

Entre las subvenciones que contemplan los presupuestos destacan los 50.000 euros destinados a los alumnos franceses que estudian en catalán en La Bressola de Perpignan para que puedan viajar a la provincia de Barcelona. “Esto parece un mini erasmus nacionalista”, dice Reyes. El PP votará en contra.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información